Connect with us

Política

Sedena y Guardia Nacional son espiados con rastreadores GPS – Publimetro México

Publicado

En

 165 total de visitas,  3 visitas de hoy

En documentos confidenciales se advierte que los rastreadores GPS encontrados en vehículos de las fuerzas armadas vulneran la seguridad de la Sedena. (Cuartoscuro)
La seguridad del personal, de la información y de las actividades del ejército mexicano fue vulnerada mediante dispositivos de geolocalización GPS (Sistema de Posicionamiento Global) colocados en los vehículos oficiales de dos de sus Mandos Territoriales, según documentos confidenciales revelados en los Guacamaya Leaks.
El 4 de febrero de 2022, el comandante de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) –en ese entonces el general Eufemio Alberto Ibarra Flores– envió un Mensaje F.C.A. (Formato Cifrado Arcano) a la Dirección General de Infantería y a la Dirección General de Policía Militar para advertir sobre dichos rastreadores GPS, los cuales cuentan con un imán para fijarse en el chasis de los automóviles.
Un día después y hasta el 8 de febrero, el escrito secreto –en poder de Publimetro– se difundió en todas las áreas de la Sedena y de la Guardia Nacional. Sin embargo, no se detalla cuántos vehículos con localizadores GPS se identificaron ni los Mandos Territoriales espiados.
Hackeo Sedena | Los Guacamaya Leaks revelaron seis terabytes de información confidencial del ejército mexicano.
“Durante las revistas de estacionamientos e inspecciones a los vehículos oficiales, en dos Mandos Territoriales, se han presentado eventos relevantes que vulneran la seguridad del personal, información y actividades de esta secretaría de Estado, al haberse detectado dispositivos de geolocalización GPS, los cuales cuentan con un imán para fijar en el chasis del vehículo”, señala el Mensaje F.C.A.
Debe ser un motivo de alta preocupación en los temas de seguridad nacional, porque es grave que los grupos fácticos tengan la tecnología de punta para combatir a las fuerzas más poderosas del país (el ejército), aseveró en entrevista el doctor José Antonio Álvarez León, profesor del posgrado en Derecho y Política Criminal de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Los militares fueron vulnerados: es bastantes severo que sus propios vehículos tengan rastreadores, abundó el académico. Esto hablaría sobre la posibilidad de contar con otros esquemas violados dentro de la seguridad nacional, continuó, como lo relacionado con herramientas digitales.
“Es grave, es muy grave, esencialmente porque están infiltrados (los grupos fácticos en instalaciones del ejército), no porque no los puedan rastrear: los privados pueden rastrearlos satelitalmente, pero que los GPS estén dentro de sus vehículos, de sus armas o de sus dispositivos electrónicos habla de que han sido infiltrados”, dijo Álvarez León.
Publimetro accedió a los mensajes confidenciales de la Secretaría de la Defensa Nacional. | Guacamaya Leaks
El incidente referido es consecuencia de la poca modernización y actualización de la tecnología perteneciente a la Sedena, subrayó el profesor de la UNAM. Las fuerzas armadas deben replantearse la parte de inversión, de trabajo y de aseguramiento de sí mismas para podernos brindar seguridad a nosotros, consideró.
El documento enviado por el comandante del ejército mexicano, de igual forma, especifica acciones a desarrollar para detectar oportunamente los rastreadores GPS, ello con el fin proteger al personal militar. La primera fue inspeccionar las instalaciones, en especial las áreas donde es fácil ocultar sistemas de grabaciones de voz y datos.
Otra fue prohibir a los civiles grabar o fotografiar cuando ingresen a las instalaciones castrenses –no solo para resguardar la seguridad, sino también para cuidar la imagen de las fuerzas armadas–, además de evitar su tránsito por lugares no autorizados, como parques de vehículos, depósitos y estacionamientos.
Una más fue establecer libretas de control de acceso en las puertas (con detalles sobre motivo de la visita, actividad a realizar dentro del campo militar y hora de entrada y salida) y aplicar estrictamente el sistema de identificación de individuos.
Los altos mandos del ejército mexicano ordenaron a los elementos de contrainteligencia tomar cartas en el asunto. | Hackers Guacamaya (Publimetro)
“El personal que desempeña al servicio de seguridad en las puertas de acceso deberá pasar revista de mochilas, maletas, cajuelas, así como la revisión de chasis de los vehículos del personal militar y vehículos oficiales mediante espejos convexos, con la finalidad de detectar dispositivos de geolocalización GPS”, señala el citado escrito de la Sedena.
No obstante, las medidas de prevención no quedan ahí, debido a que se ordenó a los elementos de contrainteligencia llevar a cabo rondines sorpresivos en los estacionamientos pertenecientes al ejército mexicano; esto para revisar automóviles oficiales y particulares con el objetivo de encontrar rastreadores GPS.
Incluso se impartieron periódicas pláticas de concienciación en las cuales se explicó el incidente referido y sus consecuencias legales para los miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Guardia Nacional involucrados. Por último, la superioridad pidió reportes escritos y gráficos de las acciones ejecutadas.
La organización internacional Guacamaya filtró seis terabytes de información confidencial perteneciente a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la cual Publimetro accedió. Además del ejército mexicano, estos hackers vulneraron a las fuerzas armadas de Chile, Colombia y Guatemala.
La Guardia Nacional es un organismo de seguridad pública administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (en un inicio perteneció a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana). La mayor parte de sus elementos provienen de las fuerzas armadas.
¿Te gustaría recibir notificaciones de las noticias más importantes?

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending