Connect with us

Política

Hackers Guacamaya: progres-globalistas atacan pilares de la soberanía – PanAm Post

Publicado

En

 108 total de visitas,  3 visitas de hoy

Mientras el pasado 19 de septiembre de 2022, en México se recordaban los sismos de 1985 y de 2017, y volvió a temblar fuerte una vez más en la misma fecha, Chile también se cimbraba, más exactamente el gobierno de Gabriel Boric, pero por el hackeo a cientos de miles de archivos que revelaban información secreta del Estado Mayor Conjunto, relacionados con defensa y seguridad nacional.
Aparentemente, un grupo de hackers había empezado ataques a un gobierno de izquierda progresista, como el del marxista posmoderno Boric, pero menos de un mes más tarde, se dio a conocer el hackeo ahora a archivos del Ejército mexicano, bajo la etiqueta de “Guacamaya leaks”, que revelaban asuntos muy sensibles relacionados con comportamientos cuestionables del Ejército, narcotráfico, y la salud del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).  Esos mismos hackers presuntamente también habrían logrado obtener información de seguridad, de las fuerzas armadas de Colombia, Perú y El Salvador.
En el caso de información adversa a AMLO —el mandatario socialista blando de México—, fue algo extraño, si pensamos que él siempre ha mostrado gran simpatía por un grupo de hackers que ha revelado informaciones sensibles de corte militar, grupo encabezado por Julian Assange, a quien incluso ha intentado llevarse a México, ofreciéndole asilo político.
AMLO ha defendido a Assange aún cuando esto ha causado incomodidad en Joe Biden —quien le llamó —»terrorista de alta tecnología»—, y desearía echarle el guante al líder de Wikileaks, por haber revelado sensible información que compromete a las fuerzas militares norteamericanas. Estados Unidos quisiera enjuiciar a Assange para poder ponerlo tras las rejas.
Pero el principal socio comercial del país de las barras y las estrellas, México, tiene un presidente que este 16 de septiembre acaba de invitar al padre y al hermano de Assange a estar con él en el desfile militar que conmemora las fiestas tradicionales por la Independencia.
Mientras AMLO se ha mostrado favorable a la “transparencia” que impulsa Assange y su Wikileaks, ahora su gobierno y el Ejército mexicano han resultado muy afectados por otros hackers, cuyo golpe se ha dirigido claramente contra el Ejército mexicano y contra la figura del presidente. Es el “Guacamaya leaks”.
Este golpe de los hackers “Guacamaya” ha sido dirigido contra el Ejército de México como institución, contra su prestigio, honorabilidad y eficiencia. Contra su buena imagen. Y contra la credibilidad del gobierno de AMLO, que no es que tuviera mucha, pero sí mantiene aún un nivel de aceptación popular, de 60.2 % (datos del 7 de octubre, encuesta de Consulta Mitofsky).
El Ejército mexicano, según han mostrado encuestas diversas a lo largo de años recientes, es —sólo después de la Iglesia Católica—, la institución que goza de más aceptación y buen nombre, entre la población de México, por lo que este asalto cibernético busca socavar una de las más poderosas entidades en las que hasta ahora se ha sostenido la democracia liberal mexicana y su soberanía.
De hecho, en toda Hispanoamérica, la institución que goza mayor confianza es la Iglesia Católica, seguida de inmediato por las Fuerzas Armadas. “En promedio, la Iglesia está en primer lugar con el 61 %, le siguen las Fuerzas Armadas con el 44 %, una diferencia de 17 puntos porcentuales. Las FF.AA. aparecen como la institución del Estado con la mayor confianza”, según el estudio de Latinobarómetro 2020.
Es verdad que en el presente sexenio, con AMLO al frente, el Ejército ha iniciado ciertas actividades que no está obligado a realizar por ley, y que la distancia institucional que debe siempre prevalecer entre los uniformados y el gobierno federal se ha venido diluyendo, dando paso a una incómoda cercanía de ciertos mandos con un movimiento político socialista, como lo es el de la “4T” (“Cuarta Transformación”), así sea que ahora el partido fundado por AMLO y que hace parte del Foro de Sao Paulo (el partido Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA), alegue que “ya no es de izquierda”. Ni quién pueda creer eso.
Construir aeropuertos, crear empresas, administrar puertos y aduanas, participar en proyectos de vías de comunicación, rescatar a Evo Morales en Bolivia, ir por las cenizas del cantante José José, entre otras muchas acciones, no abona a la imagen positiva, de honor, lealtad a la patria y de disciplina, que siempre han caracterizado a las fuerzas armadas.
Los hackers del grupo “Guacamaya” habrían filtrado los 6 terabytes que obtuvieron de forma totalmente ilegal, a pocos medios de comunicación, y a organizaciones civiles, pero nadie sabe qué criterio aplicaron para hacer tal selección.
Entre los medios están Animal Político (que se ha caracterizado por ser demasiado “progresista”), la revista Proceso y Latinus, del periodista Carlos Loret de Mola. Son medios que en lo local podrían considerarse “críticos” al gobierno de AMLO, pero algunos sin duda van de la mano de una cierta agenda del progresismo globalista: feminismo radical, aborto, supremacismo LGBT, ideología de género, lenguaje “inclusivo”.
Entre la información que ha trascendido en la prensa en general, producto de estos hackeos de Guacamaya, están los siguientes puntos, que retomamos de El Espectador:
La pregunta es obligada: ¿A quién benefician los ataques al Ejército de México?
Hay dos respuestas: una, a AMLO, porque su intención es tener al Ejército de su lado totalmente, en la bolsa, y los ataques externos de “Guacamaya” no pueden sino generar mayor dependencia de ciertos mandos militares buscando el respaldo presidencial si se genera una crisis. AMLO también fue atacado, por lo que nadie pensaría que el propio gobierno tuviera que ver con tales hackeos.
Y dos, y más importante: los ataques a un Ejército nacional, en el que por mucho descansa la fuerza de la soberanía nacional, benefician al progresismo globalista, que, no por casualidad, es exactamente el mismo que ataca al cristianismo en todos los frentes que puede. Debilitar todos los diques que contienen la imposición de un orden mundial, sean religiosos, políticos, éticos o militares, es una prioridad del globalismo socialista.
La Iglesia Católica es la institución más confiable en toda Hispanoamérica. Y es atacada por los nuevos supremacismos progresistas: feministas radicales queman templos, profanan las misas, rompen imágenes y esculturas de santos. El supremacismo LGBT ha mostrado por igual ser también anticristiano.
Tales expresiones del progre-globalismo es bien sabido que son fondeadas por fundaciones que operan para el nuevo orden mundial, ese que busca un Estado Mundial, una única religión (la del culto al planeta, el eco-animalismo), una única ideología (la de género), una misma moneda, y un mismo idioma.
Así, Iglesia y Ejército no casualmente son las entidades más agredidas en años recientes, de cara al 2030. Es una prioridad para los intereses progre-globalistas minar la credibilidad y confianza de la religión en Hispanoamérica, tanto como de los Ejércitos nacionales, y la mentalidad “soberanista”. Así que ya nos podemos hacer una idea de quienes están financiando a estos Guacamayos.
El resultado es que, de facto, el globalismo acota a Boric y a AMLO, haciéndolos sentir vulnerables al revelar información delicada, doblándoles las manos para que se sometan a la construcción del nuevo orden mundial, y al mismo tiempo, golpeando a los dos pilares más poderosos del mundo “conservador”: la Iglesia y el Ejército.
Escritor, conferencista. Consultor político. Doctorado en Derechos Humanos. Maestría en Filosofía, Cultura y Religión. Activista católico, provida y profamilia. Presidente de “Nueva Derecha Hispanoamericana”. Ex Secretario de Comunicación del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Premio Nacional de Periodismo 2007, otorgado por la ONU en México. Analista Geopolítico. Su más reciente libro: “La Contrarrevolución Cultural frente al marxismo posmoderno”.
Suscríbase gratis a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
© 2020 PanAm Post – Design & Develop by NEW DREAM GLOBAL CORP.Política de privacidad
© 2020 PanAm Post – Design & Develop by NEW DREAM GLOBAL CORP.Política de privacidad

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending