Connect with us

Política

Seguridad en México 2022: El recuento de los daños y las expectativas para el 2023 – El Heraldo de México

Publicado

En

Loading

NACIONAL
Se puede saber lo que un gobierno piensa no por lo que dice sino por lo que hace. El 2022 fue un año de “aclaraciones” en términos de narrativas y políticas de seguridad; la historia orquestadora de “abrazos, no balazos” –centrada en la prevención y la cohesión social– se vio enfrentada (ahora sí, oficialmente) a las reformas constitucionales que otorgaron a las fuerzas armadas un papel protagónico en las actividades de seguridad.
Es innegable que en México la participación de las fuerzas armadas sigue siendo necesaria en contextos específicos, pero esto no sucede sin que haya consecuencias: algunos estados solicitan su presencia a modo de apoyo (o auxilio, incluso) sin lograr aún consolidar a la par las capacidades locales de sus cuerpos de seguridad.
Esto tiene el potencial de seguir convirtiéndose en una peligrosa dependencia que limita el alcance territorial y temporal de las estrategias. El homicidio doloso se redujo cerca de siete por ciento respecto de 2021. Aunque la percepción de seguridad también mejoró, las encuestas muestran que la seguridad sigue siendo el problema más importante que identificamos los mexicanos.
Y cómo no: 2022 termina con más de 30 mil homicidios; cerca de 85 diarios. Aunque se “aplanó la curva” de homicidios, lograr una reducción sostenida requiere forzosamente que los gobiernos estatales mejoren sus capacidades para prevenir los delitos de alto impacto, así como otro talón de Aquiles: sancionarlos.
En México no se denuncia el 94% de los delitos y cerca del 1% son resueltos. Las mejoras más notables se alcanzaron en los espacios con mayores recursos, tales como la CDMX, y lo contrario sucedió, por ejemplo, en algunas áreas de Chiapas y Zacatecas. Todo indica que en 2023 esta tendencia se mantendrá.
Te puede interesar: Jalisco: la familia Camarena vive acoso, intimidación y violencia, hasta la CEDHJ pide que los protejan
La naturaleza de los documentos de la SEDENA filtrados por Guacamaya Leaks son de inteligencia militar y esto supone un carácter sensible a nivel político y de estrategia. Sin embargo, solo confirmaron cosas que ya intuíamos: la corrupción persiste, hay desconfianza interna entre entidades militares y hay una gravísima (y frustrante) falta de coordinación y acción ante inteligencia que el ejército obtiene.
No sorprendería que, ante la colocación de la siguiente elección presidencial en el horizonte político, en 2023 haya nuevas filtraciones. La Guardia Nacional, que contará en 2023 con al menos 128 mil elementos, se mantendrá en el ojo del huracán. Habrá por un lado un incremento de las operaciones que permitan mostrar resultados y, por el otro, denuncias y escrutinio por parte de la oposición.
Persiste la polarización posterior al debate en el Congreso para garantizar el apoyo de las fuerzas armadas en los temas de seguridad. Recordemos que fue asesinado en Zacatecas el General Brigadier José Silvestre Urzúa, quien fungía como coordinador de la Guardia Nacional en el estado; uno de los más azotados por la violencia y donde urge mejorar la legitimidad de resultados.
Esta fue la primera muerte de un militar de alto rango desde la creación de la Guardia Nacional. En 2023 podrían profundizarse o generarse nuevas divisiones al interior de las mesas de coordinación regional –conducidas en realidad por militares definidos por el presidente–. Previo a la siguiente elección presidencial, muy probablemente observaremos divisiones en aquellos estados en los que hay gobiernos de oposición.
Continuará la estabilización en el número de homicidios o que incluso podremos observar una reducción moderada a nivel nacional, pero persistirán espacios locales que no sigan esta tendencia. Debemos mejorar la procuración de justicia, así como las operaciones de inteligencia a nivel local.
La ciberseguridad es un tema de seguridad nacional, debe priorizarse al nivel de los proyectos emblema de la administración federal. Hay que descongelar la idea de contar con una Coordinación Nacional Antiextorsiones. Es inadmisible lo que le sucede a nuestros migrantes en las carreteras al volver a sus hogares.
Para mi Zacatecas: Un abrazo para las familias a las que 2022 les arrancó un pedazo del alma. Espero de corazón que pronto vivamos en paz.
 
Por: Miguel Moctezuma Barraza, consultor de políticas públicas, Maestro en Políticas Públicas (University of Oxford) y Maestro en Gobierno y Asuntos Públicos (UNAM). Zacatecano. [email protected]

source

Ultima Palabra

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending