Connect with us

Nacional

Tasas versus precios: cuánto rinden el plazo fijo y otras colocaciones en pesos teniendo en cuenta la inflación – infobae

Publicado

En

Por
Un dato de inflación de septiembre que a pesar de ser un enorme 6,2% para un solo mes sorprendió por lo bajo y logró lo impensable: que haya tasas de interés en pesos que le ganen o, al menos, le compiten a la variación del índice oficial de precios al consumidor.
La resistencia de los distintos gobiernos a la hora de ofrecer rendimientos en pesos que conserven el valor real de los ahorros hace muy poco habitual que un ahorrista o inversor apueste por una colocación en moneda local y, a la hora de cobrar, termine teniendo una capacidad adquisitiva igual o mayor a la original con la renta acumulada.
Pero el cambio de estrategia del Banco Central, subió 37 puntos porcentuales la tasa de interés de referencia de política monetaria este año, y la del Tesoro, que ofrece rendimientos aún mayores para tratar de conseguir financiamiento de mercado en moneda local, se combinaron con un dato algo distante de lo esperado para lograrlo.
Te puede interesar: Cómo ganar con las cauciones bursátiles, en particular en fines de semana largos
En el mercado financiero existen, hoy por hoy, tasas de interés positivas en términos reales. Esto es, que están por encima -aunque sea levemente- de las expectativas cercanas de inflación.
Las expectativas son falibles, claro. La variación del Índice de Precios al Consumidor del Indec puede dar otra sorpresa en cualquier momento -y no tiene por qué ser una sorpresa agradable- pero esas previsiones son la mejor información disponible al momento de tomar una decisión de inversión financiera de corto plazo. Hasta que existan más datos.
A la hora de buscar una tasa en pesos lo primero que mira el ahorrista argentino es el plazo fijo tradicional en pesos. De la mano de la llegada de la tasa de referencia al 75% nominal anual, los depósitos minoristas por excelencia también alcanzaron ese rendimiento esperado.
Traducida a 30 días, esa tasa del 75% nominal anual implica un rendimiento directo en un mes del 6,16%. Es decir, se depositan $100.000, se retiran $106.164,38 cumplido el plazo de la colocación.
¿Le gana esta tasa a la inflación esperada? La respuesta es que no. El top-10 de mejores pronosticadores del Relevamiento de Expectativas de Mercado estimaron, en la última encuesta, que la inflación de octubre va a estar en 6,6% mensual; en noviembre 6,3%, y lo mismo en diciembre.
Te puede interesar: Cuánto paga un plazo fijo de $100.000 tras la decisión del Banco Central sobre las tasas
Entonces, la tasa no alcanza siquiera a conservar el poder adquisitivo de los ahorros con la renta incluida. Pero se acerca mucho, si se tiene en cuenta que en agosto ese rendimiento compitió con el 7% de inflación registrada por el Indec y que un mes antes la inflación fue del 7,4%. Datos más altos que para peor se enfrentaron a rendimientos de plazos fijos que, en términos mensuales, empezaron esos meses en 5,8% y 5%, respectivamente.
El plazo fijo sigue sin ganarle a la inflación, pero se acerca.
Y en ese contexto, con un Tesoro Nacional que se decidió a pagar más tasa para atraer liquidez que está en los bancos estacionada en Leliq, apareció una tasa en pesos que sí le gana a la inflación esperada. De nuevo, una inflación esperada que puede sorprender para mal. Pero no deja de ser un dato.
Se trata de un instrumento no tan cercano al paladar minorista. Son las Letras a descuento (Ledes) que emite la Tesorería para conseguir financiamiento en pesos.
Un trabajo de MegaMQM compara los rendimientos en pesos con la inflación esperada y destaca la ocurrencia casi inédita: Mientras que para noviembre el análisis espera que el plazo fijo pierda 1% contra la inflación, la tasa Badlar para depósitos de más de $1 millón se quede también corta (-0,7%) y la Leliq del Banco Central pierda 0,3% frente al avance de los precios, las Ledes se destacan como un tímido intento de hacerle fuerza a la inflación.
Para noviembre, la Ledes con vencimiento en febrero ofrecía el viernes un rendimiento del 116% anual. Esto es, un tímido 0,3% de ganancia frente a la inflación esperada para el mes. La perspectiva es positiva también para diciembre (0,4%) y continúa entre enero y febrero.
¿Llegaron las tasas reales positivas? Como mínimo, están más cerca. Aunque los especialistas se mantienen muy cautelosos. “Esta es la primera vez que son mayores a la inflación, pero igualmente las expectativas pueden cambiar. Eso hace que se lo analice sobre todo en los tramos muy cortos”, dijo a Infobae Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM.
Seguir leyendo:

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending