Connect with us

Nacional

La inversión inmobiliaria, único refugio eficaz contra la inflación – elEconomista

Publicado

En

 3 total de visitas,  3 visitas de hoy

Parece mentira, pero hace un año los tipos de interés estaban al cero por ciento, el euríbor seguía dormido, en valores negativos, y la inflación, aunque amenazante, no llegaba al 3,5% en la eurozona. Hoy, como sabemos, el precio del dinero está en niveles no vistos desde 2009, la inflación triplica la de septiembre de 2021 -aunque en España solo es un 35% mayor que hace un año- y el euríbor a un año rebasa el 2,5%.
En épocas como esta, rebosantes de incertidumbre -hay hasta riesgo de una guerra nuclear- los inversores buscan sosiego. Es decir, activos que no tienen un gran riesgo de sufrir pérdidas cuando el ciclo económico cambia. Tradicionalmente, la lista de refugios contra la inflación incluía las propiedades inmobiliarias o los metales preciosos, como el oro. Desde hace algunos años, también las criptomonedas. Pero ¿qué tal les ha ido?
El ladrillo aparece como el mejor parado. Según Idealista, la rentabilidad bruta de la vivienda supera hoy el 7% y es mayor, aunque ligeramente, que hace un año. A no dudar, el panorama inmobiliario será más complicado en los próximos meses, principalmente por el encarecimiento de la financiación. Ello influirá en el ritmo de compraventas, pero no está tan claro el impacto en los precios. Sobre todo, dada la escasez de oferta.
Por supuesto, no es tarea fácil comprar una casa para ponerla en alquiler, pero la tecnología ofrece alternativas interesantes. A través del crowdfunding inmobiliario, es posible convertirse en inversor sin acudir a hipotecas. En el caso de Urbanitae, bastan 500 euros, una cantidad que permite diversificar por tipo y ubicación del activo. Además, al invertir en promoción inmobiliaria, el rendimiento es mayor. Hasta la fecha, los proyectos devueltos en Urbanitae han rozado el 17% de rentabilidad anual, en promedio.
Los datos contrastan con lo ocurrido en el mundo cripto. Ciertamente, al bitcoin no lo caracteriza la estabilidad. Pero, en teoría, el hecho de que, como en el caso del oro, su oferta esté mucho más restringida que la del dólar, por ejemplo, lo convierte en un buen candidato. Sin embargo, hasta la fecha no ha demostrado ser un refugio muy sólido. En lo que va de año, ha perdido cerca de dos tercios de su valor: ronda hoy los 20.000 euros, mientras que en noviembre de 2021 superaba los 60.000.
El oro cuenta con un histórico mucho más amplio. A pesar de todo, tampoco ha tenido un rendimiento muy reconfortante en los últimos 12 meses. Su precio actual está en torno a 1.600 dólares la onza, prácticamente igual que en el mismo periodo del año pasado. En marzo de 2022 cerró una trayectoria ascendente que lo llevó a los 1.800 dólares, pero desde entonces ha ido retrocediendo. En todo caso, invertir en oro parece ofrecer mejores resultados a muy largo plazo.
Como con tantos problemas, sabemos de dónde viene el aumento de los precios, pero no cuándo y cómo acabará. En agosto del año pasado, la inflación empezó a enseñar las uñas. Entonces, la reactivación de la demanda poscovid y el encarecimiento de la energía eran los culpables principales. Luego, por supuesto, llegó la invasión rusa de Ucrania, que ha tensionado aún más los mercados de energía, alimentos y suministros.
Aun así, la persistencia de la inflación -sobre todo, de la inflación subyacente- ha sorprendido a muchos -entre ellos, algunos bancos centrales-. Por ejemplo, Chile ha subido sus tasas de referencia once veces desde julio de 2021, hasta el 11,25% actual. Sin embargo, la inflación rozó el 14% anual en septiembre en el país austral. Entre las razones que explican la dificultad de frenar la inflación, The Economist cita los estímulos económicos durante la pandemia, el afianzamiento de la inflación en las expectativas y, en algunos países, mercados de trabajo con escasas vacantes…
Visto lo visto, parece temerario aventurar qué ocurrirá de aquí en un año. Entretanto, parece razonable ser cauto e invertir en sectores que comprendamos bien. A falta de mejores alternativas, el inmobiliario parece una solución al alcance de la mayoría.
icon-comments Leer comentarios (14)
¿No eres usuario?
Con okupas y morosos seguro que es un plan
Para la banca tal vez ,, con la ruina de la economia no es negoocio para inversores
Este artículo es una media verdad, que es la mayor de las mentiras. El inmobiliario protege contra la inflación pero si ésta va acompañada de subidas de tipos de interés, no sólo no protege sino que es de los sectores más perjudicados. No hay más que ver la marcha del sector en bolsa. Por otra parte, parece que el artículo habla de la inversión en inmobiliario a nivel particular, es decir, mediante la compra de vivienda. A qué plazo es esta inversión? No se habla de la importante barrera de entrada que supone tener el 30% del precio? Se tienen en cuenta los impuestos? Se tiene en cuenta el 3-4% del coste de la deuda?

Ese 7% de rentabilidad se da (con mucha dificultad), en capitales de provincia o en zonas con muy poca liquidez y rotación de producto. De verdad, esta clase de artículos crean mucha confusión al particular, y luego vendrán los dramas
El 7 por ciento bruto puede darse en casos puntuales, inmuebles de mucha rotación que requieren gestión activa, pero lo normal es la mitad. Y ya en neto mejor ni hablar. Solo los gastos de compra equivalen a las rentas brutas de dos o tres años, cualquier obra de actualización que se haga lo mismo. Y sumado a los riesgos de iliquidez, ocupación, impago o destrozos disuaden a cualquiera que sepa usar una hoja de cálculo. Si la rentabilidad fuera 7 anual habría muchas empresas alquilando pisos y la realidad es que alquilar para vivienda habitual es tan poco rentable que los pisos que se alquilan son de particulares por herencias o traslados, y porque mantener una vivienda vacía con cada vez más gastos e impuestos es aún más ruinoso.
Vaya, ya salió el becario con la matraca habitual. COMPRA TU que tienes que estar forrado. Yo ¿ qué quieres que te diga? Dinero en el colchón no paga interés, ni impuesto, ni comisión. ¿ Lo vas pillando, colega.? Y …STOP CONSUMO, Y QUE OS DEL POR CLO. Nos os gustan, claro… Lo comprendo totalmente. Pero díles a tus esponsors que putin ha cambiado muchas cosas, quitado muchas tonterías y nos está haciendo bajar de las nubes y poner los pies en el suelo. Díselo tu, becario. Y no te mosquees si se ríen, por dentro se están rilando la pata abajo. De naaadaa colega.
Yo lo único que puedo decir es que en la única inversión que he tenido plusvalías claras ha sido en los pisos y he probado en bolsa en oro y en otro tipo de inversiones todas con pérdidas.
Hoy día con los precios que tiene el alquiler,es de tontos pasar por el calvario de un moroso teniendo seguros de impagos,que vale un mes de renta se la distribuyen en 12 meses y tienes pagado el seguro o incluso si le interesa la vivienda que lo busque él.
Hace un par de días decían que la vivienda iba a bajar y ahora se contradicen y afirman que es un valor refugio. ¿Con qué nos quedamos? Por descontado, con el valor refugio. El motivo es simple: no conozco ningún caso en el que con una alta inflación los precios de los bienes bajen. Ninguno. Hablando de la vivienda, muchas constructoras que habían vendido sobre plano ahora están en problemas por la enorme subida de los materiales de construcción. ¿Cómo puede alguien pensar que los pisos pueden bajar? Bueno, ni los pisos ni nada. Con inflación todo sube de precio. La inflación es el impuesto a los pobres.

De que la vivienda no bajará, aunque el futuro nadie lo conoce, para mí hay pocas dudas. Las dudas vienen a la hora de decidir si invertir en vivienda (dada la inseguridad jurídica que hay con okupas e inquilinos morosos) o en otra cosa, como oro, acciones o fondos de inversión. Porque de hay una cosa de la que no cabe duda: en tiempos de inflación el que pierde es el que tiene dinero (el que tiene bonos, por ejemplo), mientras que el que gana es el que adquiere propiedades (oro, viviendas, acciones, etc.)
Ja Ja Ja, invertir en ladrillo . Artículo patrocinado por Idealista, que es dedica a eso a vender ladrillo usado. Hoy día tener propiedades inmobiliarias es una ruina. Lo mejor es tener liquidez en el banco aunque no te produzca ningún beneficio. Las propiedades inmobiliarias que no utilices, sólo son gastos y si alquilas te arriesgas a que no te paguen.
Nunca se tiene en cuenta la FISCALIDAD, y no hay bien que soporte mas impuestos que los inmuebles, y de mas amplia aplicación por diferentes instituciones oficiales.
8 meses tardé en echar a un moroso, se las saben todas (apoyados por la actual legislación),destrozas y pufo, que alquile su tía.
Corran, corran a comprar ladrillo que luego nadie puede pagar…
Algunas notas para reflexionar:

– Gran parte de la vivienda que se compra-vende no es para habitarla, es para hacer negocio, luego la vivienda se ha convertido en un bien especulativo suceptible de tener fuertes oscilaciones de rentabilidad, igual que los demás activos, pero con una peculiaridad en su contra: al ser un bien de primera necesidad e inmovilizado se convierte en el centro de impuestos y de políticas sociales intervencionistas.

– Que los alquileres sigan sibiendo no significa que la vivienda sea un buen negocio, al contrario, está indicando que cada vez hay menos propietarios interesados a alquilar por los riesgos, impuestos y gastos que deben asumir.

– Estamos en un momento de cambio del modelo productivo, hace unas décadas en el mundo desarrollado se deslocalizaron las fábricas hacia los paises emergentes y ahora le ha llegado el turno al sector terciario y ya hay paises paradisiacos dónde se vive muy bien y barato que ofrecen visas para que teletrabajen en ellos los nuevos nómadas digitales. ¿Qué vamos a hacer con las oficinas vacías y las malas viviendas de nuestras caras, polucionadas y estresantes ciudades.

– Tampoco ayuda el descenso demográfico donde muchas parejas prefieren tener mascotas a tener niños. ¿Habrá suficientes nietos para ocupar las casa que dejen en herencia sus abuelos?
Es una buena inversión a largo plazo, por supuesto que en 20 años valdrá más, sin duda, pero es iliquido y hasta que se recuperan los gastos de compra pasa tiempo. Para alquilar depende mucho , hay gastos, impuestos, y da más trabajo que comprar letras del tesoro, también depende de los intereses del momento.

Comorar para vivir renta desde el primer momento, para hacer negocio o se compra una ganga o necesitas bastante tiempo para ver la rentabilidad

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending