Connect with us

Publicado

En

El expresidente mexicano Felipe Calderón advirtió sobre la regresión de la democracia que se está produciendo en su país, en evidente alusión al mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador. “La democracia en México está a punto de desaparecer”, aseguró.

En un panel celebrado por el 20 aniversario de la Fundación Internacional para la Libertad, que encabeza el premio Nobel Mario Vargas Llosa, Calderón añadió que “de cara a mejorar la democracia mexicana hay que empezar abriendo los partidos mexicanos a la sociedad y no dejarlos fuera del juego democrático, por ello tenemos que aguantar no a los mejores y más preparados sino a los peores políticos en décadas”.

En la mesa Calderón compartió con los expresidentes de México, Ernesto Zedillo, el español José María Aznar, y el exministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, artífice de la Operación Lava Jato que llevó a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva.

Felipe Calderón se refiere al libro “Cómo mueren las Democracias”  de Steven Levitsky y Daniel Ziblatt.

El populismo accede al poder con demagogia: Zedillo

En su participación, al hablar de los desafíos en Iberoamérica, el expresidente Ernesto Zedillo advirtió que se está produciendo una regresión democrática en Latinoamérica y que el populismo está accediendo al poder con demagogia.

“Estamos viendo que muchos gobiernos han surgido de los populismos clásicos, que ofrecen fórmulas mágicas para solucionar los problemas y se enfocan en culpar siempre a los otros y nunca se reconoce la responsabilidad propia para enfrentar los problemas”, indicó.

Asimismo, destacó “el mediocre crecimiento de América Latina” y “el retroceso en la última década en la reducción de la pobreza y la desigualdad a causa de las políticas públicas”.

Hay posiciones radicales extremistas: Aznar

En la misma línea, el expresidente español José María Aznar coincidió en que en Iberoamérica se están produciendo elementos de retroceso democrático “con populismos muy abiertos a los cuales aquí en España no somos ajenos, sin duda con posiciones radicales extremistas que ponen en duda las bases de los sistemas institucionales en algunos países”.

Además de “retrocesos enormes desde el punto de vista de lo que significa la existencia de las clases medias, la emergencia de la pobreza, etcétera”.

Planteó que Estados Unidos carece de una política para Latinoamérica y a ello se suma “el desinterés de Europa”.

Por otra parte, consideró que ha llegado el fin de la globalización, lo que “ha llevado también al fin de la expresión política de lo que era la globalización y el orden liberal”, y advirtió de los riesgos que entraña la revolución tecnológica que entraña la revolución tecnológica para los amantes de la libertad.

En su oportunidad, el brasileño Sergio Moro resaltó las consecuencias que tiene esta deriva política en el desarrollo económico y la necesidad de una estabilidad institucional para el crecimiento de los países latinoamericanos.

“La falta de crecimiento económico está directamente relacionado con la falta de democracia y los sobresaltos políticos que impiden la inversión de capitales extranjeros por ello para América Latina es clave la tranquilidad institucional”.

Durante el evento, celebrado en la sede de la Comunidad de Madrid, fue notorio que Vargas Llosa hubiera alabado tan enfáticamente el trabajo “fuera de serie” de la presidente de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, una política conservadora, una de las más duras críticas del gobierno del socialista Pedro Sánchez.

“Madrid es un baluarte hoy en día en España de las ideas que defendemos aquí”, afirmó el escritor peruano-español al presentar la intervención de la presidenta madrileña.

A ello añadió: “Cuando ella habla de libertad, los madrileños escuchan”.

Por su parte, Díaz Ayuso aseguró que hoy más que nunca la causa de la libertad es esencial; la defensa de la libertad es muy especial para el continente”.

Señaló que “Madrid es la casa en la que decenas de miles de hispanoamericanos han logrado comenzar una nueva vida en plena libertad y que el 44% de los que viven en la comunidad “no son de aquí”.

“El mestizaje nos enriquece y hace de esta una región muy especial”, dijo y añadió que “los enemigos de la libertad” tratan de terminar con el Estado de derecho desde dentro de las instituciones.

“La socialdemocracia ha vendido su alma a una nueva versión identitaria antihistórica, histérica, hipócrita, codiciosa y desvergonzada del marxismo-leninismo más mortífero”.

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending