Connect with us

Política

Guacamaya: ¿quiénes son los hackers y por qué filtraron información secreta de México, Chile y Perú? – La República Perú

Publicado

En

 153 total de visitas,  3 visitas de hoy

El grupo de hackers recientemente vulneró los sistemas de varios Gobiernos latinoamericanos a escala masiva y extrajo documentos sobre varios temas controversiales. De acuerdo a los expertos, estos ataques cibernéticos evidencian la fragilidad de los organismos gubernamentales en relación con la ciberseguridad y violaciones a los derechos humanos.
Se trata del grupo Guacamaya, un conjunto de hackers centroamericanos que se define como “la naturaleza”, según recogió el portal Infobae.
De momento, varios medios han publicado datos conseguidos de los documentos filtrados, pero los especialistas insisten en que en las próximas semanas e incluso meses se estará conociendo la información completa, dado el volumen.
En diálogo con EFE, Leopoldo Maldonado, director para México y Centroamérica de la ONG Artículo 19, declaró: “En el transcurso de los días y los meses (sabremos más) porque no será fácil procesar esta información”.
De acuerdo con Carlos Loret de Mola, a quien compartieron los diversos documentos, se trata de una agrupación cuyo principal propósito fue revelar información del Ejército en Chile, aunque también se han introducido en los servidores de la milicia de El Salvador, Colombia, México y Perú.
Actualmente, la red de hackers se encuentra centrada en empresas mineras y petroleras, las organizaciones policiales y varias agencias reguladoras latinoamericanas.
El pasado 19 de septiembre, Guacamaya se introdujo al sistema de seguridad del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Chile (EMCO) y filtró cerca de 400.000 correos electrónicos de la entidad.
Ante el ciberataque, el Gobierno de Chile ordenó una investigación sobre una “falla de seguridad” detectada en los correos electrónicos de la cúpula militar y dispuso por esto el regreso de urgencia de la ministra de Defensa, que se encontraba en Estados Unidos.
Las revelaciones de Guacamaya también dan cuenta de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, fue sometido a un cateterismo en enero pasado por riesgo de infarto, y de supuestas denuncias de acoso sexual en las Fuerzas Armadas mexicanas.
Por su parte, las autoridades colombianas investigan el posible robo de información del Comando General de las Fuerzas Militares (FF. MM.) que, al parecer, fue perpetrado por un grupo de piratas informáticos conocido como Guacamaya, que el mes pasado filtró correos con datos sensibles de seguridad nacional de Chile.
Las FF. MM. colombianas detallaron en un comunicado que, por una publicación en redes sociales, su comando tuvo conocimiento de “la posible extracción de información” por parte del “autodenominado grupo hacktivista Guacamaya”.
En tanto, el Ejército del Perú habría sido víctima de hackeo. De acuerdo con un mininoticiero, Guacamaya Leaks filtró información que detalla “reglajes” a políticos que amenazarían el Estado democrático.
Este medio afirma que obtuvo más de 90 gigabytes, publicados por el referido grupo, que agrupan comunicaciones internas entre el Ejército y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.
El hackeo realizado por el colectivo Guacamaya derivó en la filtración de decenas de miles de documentos y correos electrónicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desde 2016 hasta la actualidad.
“Revela incompetencia o un descuido por parte del Gobierno en la protección de ciberseguridad de sus instituciones, pero también la información que se ha revelado está ya contribuyendo a investigaciones que previamente íbamos haciendo (relacionadas con violaciones a los derechos humanos)”, expresó en una entrevista Luis Fernando García, director ejecutivo de R3D (Red en Defensa de los Derechos Digitales).
Leopoldo Maldonado explicó que el Ejército y el Gobierno de México tienen “responsabilidad por omisión” dentro de una institución “por las vulnerabilidades que hay en sus redes internas, en sus sistemas de seguridad cibernética”.
Además, confirma que el Ejército está ejerciendo inteligencia de forma ilegal y que esa información está “fluyendo libremente, poniendo todavía más en riesgo a las personas”.
Según las revelaciones de Guacamaya, entre las personas fichadas por el Ejército de México se encontraba Mon Laferte, en la lámina “activistas y simpatizantes” de los correos, en la que se señalaba que era una de las participantes de un acto de solidaridad con las organizaciones del pueblo indígena nasa, llevado a cabo en el Caracol Torbellino Nuestras Palabras en Chiapas el 27, 28 y 29 de diciembre de 2019.
Asimismo, el portal El Universal aseveró que, tras haber sido parte de varios eventos feministas, se le marcó en color amarillo, lo que indicaba que eran personalidades de alta prioridad.
El seguimiento hecho por militares de distintos países de América Latina a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) demuestra el deterioro del respeto a los derechos humanos y resulta inadmisible, expresó el último jueves Amnistía Internacional.
En un comunicado, AI expuso que las recientes filtraciones conseguidas por el grupo de hackers Guacamaya de varios servidores de las Fuerzas Armadas de diferentes países de la región “ha mostrado un monitoreo de las actividades de organizaciones de la sociedad civil, incluida Amnistía Internacional”, por parte de los ejércitos, por ahora, de México y Perú, “evidenciando el deterioro del respeto a los derechos humanos”.
”El monitoreo indebido contra OSC identificado en las filtraciones de Guacamaya es una muestra del contexto hostil en el que trabajamos las organizaciones que defendemos los derechos humanos en las Américas”, indicó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.
Con información de EFE y AFP
Boletines
Recibe los boletines de LR
Google News
Recibe las noticias en Google News

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending