Connect with us

Política

Crónica del poder │ Alertas de Estados Unidos vulneran a Zacatecas – El Sol de Zacatecas

Publicado

En

 324 total de visitas,  9 visitas de hoy

Ignacio Valenzuela

Ignacio Valenzuela

  / lunes 10 de octubre de 2022
Ni los hackers del Guacamaya Leaks que traen en jaque al Presidente y políticos mexicanos, han sido tan anticipados con la veracidad como las contradicciones y ambivalencia del gobierno de los Estados Unidos, que justamente al día siguiente de que su representante, el Embajador Ken Salazar, se reunió con el gobernador David Monreal, para analizar las condiciones de violencia e inseguridad y trazar acuerdos de respaldo a Zacatecas, el Departamento de Estado norteamericano, notificó y anunció otra alerta a sus ciudadanos y empleados con la recomendación de que no viajen a Zacatecas, Baja California, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos y Sonora, por la situación de inseguridad que prevalece.
El mandatario zacatecano había manifestado preocupación de su gobierno y del sector privado, por las alertas de viaje emitidas por los Estados Unidos y el Embajador Salazar lo escuchó decidido a buscar una seguridad compartida para norteamérica; pero de inmediato sobrevino esa otra alerta, que debe interpretarse como desautorización a los posibles acuerdos de su Embajador, que estuvo acompañado por representaciones de la Oficina Federal de Investigación FBI; la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia INL; la Agencia Antidrogas DEA y la Agencia para el Desarrollo Internacional USAID; y el Cónsul General de Monterrey, Roger Rigaud.
Ken Salazar ha demostrado que como Embajador es una personalidad tan cautivadora que sublima las relaciones públicas y diplomáticas, que hasta tiene derecho de picaporte en Palacio Nacional, para entrevistarse con el Presidente López Obrador, tantas veces como sean necesarias y urgentes. Con esa imagen y presencia, obvio que la asistencia a la reunión en Zacatecas, asentó la franqueza y confianza sobre los posibles apoyos, como el propio Embajador lo expuso al señalar que "hemos reforzado compromiso integral de colaboración con los gobiernos de Zacatecas y el Federal, con completo respeto a su soberanía, a fin de apoyar los esfuerzos para mejorar la seguridad pública.
La intención pues, es lograr que la situación cambie para brindar certeza a los viajeros y a los inversionistas. Objetivo que de pronto se reduce o se puede derrumbar, porque en contradicción del Embajador y su equipo, su gobierno insiste en los llamados de alerta que afectan la economía, el turismo y el tránsito de nuestros migrantes y visitantes.
El encuentro de Ken Salazar con David Monreal ya ha generado polémica en los círculos políticos y diplomáticos y provocado versiones torcidas y sospechas de escándalo, expresiones que han de ser contenidas o atajadas con veracidad y contundencia del Embajador que ciertamente, manifestó voluntad y estableció compromisos, pero históricamente y en esos niveles de la diplomacia norteamericana y sus caros intereses, ya esos mensajes son bien entendidos y no sorprenden ni van a engañar a los zacatecanos y su gobernante, ni a un Estado que clama por la paz y tranquilidad y que no admite sean satanizadas sus acciones y estrategias que solo buscan recomponer la imagen institucional y fortalecer su crecimiento económico y desarrollo social y cultural.
Ni los hackers del Guacamaya Leaks que traen en jaque al Presidente y políticos mexicanos, han sido tan anticipados con la veracidad como las contradicciones y ambivalencia del gobierno de los Estados Unidos, que justamente al día siguiente de que su representante, el Embajador Ken Salazar, se reunió con el gobernador David Monreal, para analizar las condiciones de violencia e inseguridad y trazar acuerdos de respaldo a Zacatecas, el Departamento de Estado norteamericano, notificó y anunció otra alerta a sus ciudadanos y empleados con la recomendación de que no viajen a Zacatecas, Baja California, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos y Sonora, por la situación de inseguridad que prevalece.
El mandatario zacatecano había manifestado preocupación de su gobierno y del sector privado, por las alertas de viaje emitidas por los Estados Unidos y el Embajador Salazar lo escuchó decidido a buscar una seguridad compartida para norteamérica; pero de inmediato sobrevino esa otra alerta, que debe interpretarse como desautorización a los posibles acuerdos de su Embajador, que estuvo acompañado por representaciones de la Oficina Federal de Investigación FBI; la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia INL; la Agencia Antidrogas DEA y la Agencia para el Desarrollo Internacional USAID; y el Cónsul General de Monterrey, Roger Rigaud.
Ken Salazar ha demostrado que como Embajador es una personalidad tan cautivadora que sublima las relaciones públicas y diplomáticas, que hasta tiene derecho de picaporte en Palacio Nacional, para entrevistarse con el Presidente López Obrador, tantas veces como sean necesarias y urgentes. Con esa imagen y presencia, obvio que la asistencia a la reunión en Zacatecas, asentó la franqueza y confianza sobre los posibles apoyos, como el propio Embajador lo expuso al señalar que "hemos reforzado compromiso integral de colaboración con los gobiernos de Zacatecas y el Federal, con completo respeto a su soberanía, a fin de apoyar los esfuerzos para mejorar la seguridad pública.
La intención pues, es lograr que la situación cambie para brindar certeza a los viajeros y a los inversionistas. Objetivo que de pronto se reduce o se puede derrumbar, porque en contradicción del Embajador y su equipo, su gobierno insiste en los llamados de alerta que afectan la economía, el turismo y el tránsito de nuestros migrantes y visitantes.
El encuentro de Ken Salazar con David Monreal ya ha generado polémica en los círculos políticos y diplomáticos y provocado versiones torcidas y sospechas de escándalo, expresiones que han de ser contenidas o atajadas con veracidad y contundencia del Embajador que ciertamente, manifestó voluntad y estableció compromisos, pero históricamente y en esos niveles de la diplomacia norteamericana y sus caros intereses, ya esos mensajes son bien entendidos y no sorprenden ni van a engañar a los zacatecanos y su gobernante, ni a un Estado que clama por la paz y tranquilidad y que no admite sean satanizadas sus acciones y estrategias que solo buscan recomponer la imagen institucional y fortalecer su crecimiento económico y desarrollo social y cultural.
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Ignacio Valenzuela
Sociedad
Finanzas
Alejandra De Ávila
Saúl Alfonso Hurtado Rizo
Gerardo De Ávila González
Ignacio Valenzuela
Diego
Diego

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending