Connect with us

Política

Zacatecas, el ejemplo claro del poder criminal – La Silla Rota

Publicado

En

 108 total de visitas,  3 visitas de hoy

Así como un cuchillo puede ser una útil herramienta, al mismo tiempo puede convertirse  en una peligrosa arma; dependiendo de cómo el ser humano utilice este instrumento serán los resultados que se producirán. La ola de información tergiversada sobre las fuerzas armadas ha sido mayúscula y cada error es aprovechado, tanto por los opositores como el fuego amigo de todos aquellos personajes políticos que se dicen “amigos” de los secretarios de Defensa y Marina
Por consiguiente, el mayor golpe recibido a SEDENA ha sido el hackeo de los Guacamaya Leaks, afortunadamente la Secretaría de Marina sí pudo contener estos ataques. La vulnerabilidad de SEDENA es un tema delicado que traspasó todos los niveles de seguridad en su instalación, hardware, software, su personal e información. Cuando los militares son utilizados y el objetivo se desvía del cumplimiento de la misión, estos valores desechados convierten a los militares en mercenarios.    
Aunado a todos estos embates, se expuso cierta información sobre actos de corrupción cometidos por algunos militares, donde se presume la adjudicación de contratos en forma directa, así como desvíos de dinero, investigaciones extraoficiales, etc. Esto indica la falta de experiencia de los mandos superiores con la atmósfera civil, ya que, cuando no se está actualizado en las políticas, lineamientos y procedimientos de la administración pública, junto con la transparencia, se cometen errores básicos. No sólo se trata de arrestar y vociferar en contra de su personal, más bien cuando un comandante no sabe mandar y no brinda soluciones, solo deja entrever su incompetencia frente a sus tropas, que quizá por su disciplina se quedan callados, pero no en su mente, así la murmuración es latente y eso resulta peor.
Por eso es tan necesario, mantener al personal de tropa, oficiales, jefes y generales actualizados con toda la normatividad establecida para la administración pública, –de acuerdo a su ámbito de competencia– para que puedan ejecutar y asesorar con eficacia a sus superiores cuando se enfrenten con las auditorías o les requieran informes ante el poder legislativo en el Congreso de la Unión (la necedad es el peor asesor del mando).     
Como moraleja, podemos afirmar que un buen líder asume sus responsabilidades, no culpa a otros, demuestra lealtad tanto a sus mandos superiores como disposición para apoyar y defender a sus subordinados cuando fuera necesario, –esta es la mayor característica de un buen militar– y acepta con estoicismo la responsabilidad de sus fallas y del personal a su mando.   
Por otra parte, hoy la delincuencia organizada ha rebasado los límites ante el asesinato perpetrado en la persona de un general en servicio activo. La delincuencia organizada en el estado de Zacatecas deja al descubierto la división, la falta de comunicación y la deficiente coordinación entre las corporaciones estatales y federales. No es posible que un puñado de delincuentes puedan hacer y deshacer sin que sean perseguidos, sin que haya investigaciones formales, de esto se desprenden las siguientes interrogantes: ¿Dónde está el ejercicio de la acción penal de la Fiscalía de Zacatecas? ¿dónde sus estudios de política criminal? ¿dónde su mapeo criminal? ¿dónde su trabajo del CNI en coadyuvancia con SEDENA? ¿Dónde estaba el Comandante de la 11/a. Zona Militar? ¿Dónde están los órganos de inteligencia de SEDENA?
Como podemos observar, nuevamente se toman acciones correctivas y no de prevención, pareciera que el factor primordial es la OMISIÓN. ¿Dónde está la representación de los zacatecanos en el Poder Legislativo y judicial del estado de Zacatecas? Son olvidados, mientras que sus funcionarios se rascan la panza y viven de los impuestos que pagan los ciudadanos. 
Ahora bien, dentro de la historia del Ejército Mexicano contemporáneo no se había cometido este tipo de homicidios en contra de personal militar en activo, hoy es necesario que las tropas actúen con mayor fuerza y firmeza. Es necesario que los comandantes no sólo se pongan el uniforme de gala para comer en las cenas, se requiere que recuerden cuál es la triple función de un buen comandante y pongan mayor profesionalismo ante este tipo de errores que cobra vidas, y que solo denotan su falta de mando y liderazgo. 
Es necesario que las tropas comprendan que del tambo –como sea– se puede lograr salir, pero si no reaccionan, solo recibirán honores fúnebres para su tumba y el dolor de sus familias.
Por lo que nuevamente, se les hace un llamado a los mandos superiores para que vean por su personal de tropa y oficiales que son retirados, los cuales no tienen la misma calidad de vida, y tienen que buscar otro empleo adicional para completar el gasto (ya que dejan de percibir la compensación garantizada). En verdad será muy difícil hacer un estudio de este tipo o no les enseñaron a realizarlos en cada uno de sus viajes. Esperemos que la falta de voluntad deje de ser el motivo principal y no se estén lamentando después de lo que hoy viven muchos generales, jefes, oficiales y tropa retirados. Por que recuerden: como te ves me vi, como me ves te verás.

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending