Connect with us

Nacional

'Yo soy la Juani', la choni que se adelantó a Rosalía – RTVE

Publicado

En

 3 total de visitas,  3 visitas de hoy


El universo cinematográfico de Bigas Luna ha retratado como nadie la esencia más cañí de nuestra cultura. Entre sus talentos como observador del mundo que plasma en la gran pantalla, el director de películas como Jamón, Jamón o Los huevos de oro, supo transmitir esa marca identitaria en símbolos tan icónicos como el que rodeaba a la Juani, aquella choni de barrio que quería ser artista.
Yo soy la Juani, estrenada en 2006, contaba la historia de una joven de extrarradio (Verónica Echegui) que quería huir de su entorno familiar y de un novio, al que interpretó el cantante Dani Martín, demasiado celoso y posesivo. Vamos, un Malquerer estilo Rosalía en toda regla. Por entonces no se hablaba del empoderamiento femenino, pero el personaje de la Juani encajaba perfectamente en ello. Harta de una situación que se le hace insostenible, y con la ayuda de su mejor amiga -sororidad al canto-, trata de descubrir que más puede depararle la vida si sale de allí.
Verónica Echegui, toda una "racineta" en 'Yo soy la Juani' (2006)
En la película, todo los escenarios están impregnados de una estética urbana, en el que el mundo del motor y los coches tuneados lo impregna todo. Desde las carreras ilegales, en las que la Juani toma los mandos como una buena racineta, a las raves en las que desgasta su cuerpo bailando con la música que suena en la parte trasera del coche.

Un contexto industrial, poligonero, con enormes camiones a los que hace frente la Juani, dispuesta a tumbarlos si hiciese falta, como Rosalía hacía en el videoclip de Malamente. El chandal, los aros colgando de las orejas, el chicle en la boca. A la Juani solo le faltaban las palmas, aunque el folclore se cuela en su mundo.
El mundo del motor y los coches son parte de la iconografía que envuelve a Rosalía
Bigas Luna dota a la película de una banda sonora inolvidable, porque la música, para la Juani, también es una referencia constante. Es la música la que la invita a moverse, a acallar las mentiras de un novio infiel y machista. La voz de la Mala Rodríguez en temas como La niña o Por la noche, o del rapero Haze marcan un ritmo que después han seguido artista como C. Tangana o la propia Rosalía.
Es inevitable pensar que Rosalía tomó referencias de Yo soy la Juani, de aquel universo recreado por Bigas Lunas en las que las poligoneras punkis de Pont Aeri, currelas (palabra que viene del calé), princesas de barrio, luchadoras natas, sororas trataban de encontrar su lugar en el mundo. ¿A caso la frase de Rosalía en la que grita al mundo que "No voy a perder ni un minuto en volver a pensarte" no encaja a la perfección en el final de Yo soy la Juani?
No te pierdas Yo soy la Juani (2006), de Bigas Luna. Este domingo a las 22.30, en Versión Española de La 2.

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending