Connect with us

Nacional

¿Truco o trato? Otra noche de 'terror' del asesino de la inflación | Opinión de Ruben J. Lapetra – lainformacion.com

Publicado

En

 3 total de visitas,  3 visitas de hoy

La Reserva Federal (Fed) se reúne este martes y miércoles para decidir cuál va a ser el tamaño de su próximo golpe en su cruzada contra la inflación, una misión con la que está dañando la economía… fuera de EEUU.
Llega la noche de Halloween y también de la cita más esperada para la economía y los mercados globales. La Reserva Federal (Fed) se reúne martes y miércoles para decidir cuál va a ser el tamaño de su próxima subida de tipos de interés, del siguiente golpe en su cruzada contra la inflación. En esa misión se está llevando por delante la economía, poniendo un palo en la rueda del mercado inmobiliario y otra en el empleo. El primero ya se está gripando a la luz de la escalada de tipos hipotecarios y el descenso de ventas de vivienda, precios y concesión de hipotecas. El segundo foco caliente tardará en hacerlo conforme las empresas empiecen a tirar de recortes de personal para afrontar el escenario de costes más altos e ingresos más bajos.
Dónde más se está notando el endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos es fuera del país. Europa, Canadá, Australia, Reino Unido y una larga lista de países desarrollados y emergentes sufren las consecuencias del veloz ciclo al alza de tipos que lidera Jerome Powell. Sin hacerlo explícito, la Fed promociona una política de dólar fuerte como herramienta para ayudarle a doblegar la inflación. Su influencia es cada vez más importante a nivel macroeconómico y en los resultados empresariales de las grandes empresas cotizadas, como han demostrado esta semana las corporaciones más globales como son las tecnológicas. De Microsoft a Amazon, pasando por Meta, Alphabet o Apple, todas han aludido al tipo de cambio como un factor que mengua sus ingresos al empequeñecer lo que venden en euros, libras, yenes o yuanes, entre otras divisas.
Por tanto, a efectos financieros, la noche del terror será este año el miércoles 2 de noviembre y no la víspera de Todos los Santos. Las expectativas del mercado están fijadas detrás de una cuarta subida consecutiva de 75 puntos básicos de las tasas de interés de la Fed. De este modo, Powell elevará el precio oficial del dinero al rango del 3,75-4% con lo que acumulada una subida casi 400 puntos básicos en 2022. El miedo y el temor de un creciente número de inversores y economistas es que la Fed mantenga el ritmo en la reunión de diciembre. Todo lo que no sea abrir la puerta a ser más mesurado más adelante desatará el pánico. ¿Truco o trato?
Que pregunten en Fráncfort donde el Banco Central Europeo (BCE) ya no sabe qué malabares hacer para seguidismo de la Fed y evitar una crisis de divisa como la que ha sufrido Reino Unido. Oficialmente, el euro es una fuente de inflación para la economía europea al nivel. La subida de tipos de 75 puntos básicos que anunció Christine Lagarde ha quedado empañada por los titubeos ante la recesión. La inflación es la prioridad en Europa pero puede dejar de serlo si el aterrizaje económico se vuelve más brusco. Mientras tanto, el guardián monetario de la zona euro sigue inyectando liquidez monetaria con compras de deuda, aunque ha dado los primeros pasos para ir drenándola con la recalibración de los TLTROs o subsidio al crédito que obtenía la banca europea en la ventanilla del banco central.
El riesgo de que la Fed se exceda subiendo tipos es palpable. La inflación sigue bajando en EEUU pero no de la forma convincente que esgrimió Powell como condición sine qua non para bajar la presión con los tipos. ¿Cuál será su límite? Si nos atenemos al diagrama de previsiones que presentó en septiembre, el techo está en el 4,5% en 2022 aunque algunos lo colocan en el 5% en 2023. Si los miembros de la Fed se están guiando por la doctrina Volcker de llevar los tipos por delante de los precios de consumo para domarlo, todavía queda mucho camino por recorrer. 
Ni siquiera los datos de crecimiento positivo del tercer trimestre que se han conocido esta semana pueden considerarse como una tregua porque están distorsionados por las exportaciones masivas de materias primas y defensa desde EEUU hacia Europa en el marco de la guerra de Rusia sobre Ucrania. Al revés, el vigor de la economía estadounidense puede reforzar la tesis de Powell de que habrá que apretar todavía más las tuercas de la política monetaria.  Con todo, el asesinato de la inflación subiendo tipos puede salir demasiado caro. ¿No es como matar moscas a cañonazos?
La Información. Calle Canarias nº 49, Planta 1ª. Madrid, 28045, España
Síguenos también en:

La Información. Calle Canarias nº 49, Planta 1ª. Madrid, 28045, España

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending