Connect with us

Política

Suben ataques a Fuerzas Armadas – Expreso

Publicado

En

 123 total de visitas,  3 visitas de hoy

11 diciembre, 2022
11 diciembre, 2022
Desde 2012 los atentados contra fuerzas del orden estatal y federal se incrementaron en la frontera de Tamaulipas por lo que sólo en el mandato presidencial del priista Enrique Peña Nieto, 24 militares fueron asesinados a manos de delincuentes.
En el fragor de la lucha, se establece que la situación no ha cambiado en los últimos 4 años donde según fuentes militares ha crecido 33% las agresiones a Fuerzas Armadas.
Un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) destacó que en 2013 fueron muertos 9 militares y 8 más en 2014, el par de años más negro para la institución federal en tierras tamaulipecas.
Al año siguiente, 2015, el personal castrense tuvo una tregua en la que sufrió sólo 4 bajas.Y hasta septiembre de 2016, se habían registrado 2 crímenes más a oficiales del Ejército.
En el sexenio de Peña Nieto, Tamaulipas fue el Estado del País más peligroso para fuerzas armadas.
A poco más de 2 años de terminar su gestión, el 23 de febrero de 2016, el Ejército respondió a una violenta agresión que quedó registrada en un video de 30 segundos. Los hechos ocurrieron en una carretera del municipio de Río Bravo. Tres años más tarde, el 5 de octubre de 2019, en Miguel Alemán, el Ejército chocó con un grupo armado en el rancho Los Marroquín.
De acuerdo con el colectivo Guacamaya Leaks, una llamada telefónica había denunciado personas armadas en el lugar, por lo que hasta allá se dirigieron en sus vehículos un total de 54 oficiales del Ejército.
Al llegar fueron recibidos a tiros de fusiles de asalto y otras armas. En un reporte del 25 Batallón del Ejército al Secretario de la Defensa Nacional, detalló que los pistoleros se escondieron en el monte.
En el intercambio de metralla, el cabo Ocampo F. resultó herido en el pecho por un proyectil que eludió su chaleco antibalas.
De inmediato fue trasladado al Hospital General del poblado Los Guerra. Por la gravedad de la lesión que ponía en peligro su vida, a las 10:40 de la noche un helicóptero UH-60 lo llevó al Hospital Regional de Monterrey, Nuevo León. Resistió poco más de 24 horas y murió a la medianoche del 6 de octubre de 2019.
Los agresores lograron huir “con rumbo desconocido con sus armas”, relata el reporte. Otra revelación de Guacamaya Leaks es esta: “Cuartel Militar 16/o R.C.M–Nuevo Laredo, Tamaulipas (14:10, 14 de Noviembre de 2019): En la Col. Nueva Ciudad Deportiva, Mpio. de Nuevo Laredo, Tamps., la B.O. ‘Móvil 3’ (1 Of., 31 Tpa. y 5 Vehs.) al realizar reconocimientos terrestres, fueron agredidos con disparos de arma de fuego, por sujetos que se trasladaban a bordo de dos camionetas (únicos datos), al repeler la agresión resultó uno de tropa fallecido Sld. Cab. Celerino H. presenta impacto de arma de fuego en la sien izquierda por debajo del casco”.
Una de las jornadas más violentas en las que se enfrentaron fuerzas federales contra delincuentes fue la que se registró el sábado 18 de junio de 2021, en Reynosa. Después de una serie de actos terroristas que dejaron 14 personas muertas, entre ellas un taxista, un estudiante de enfermería y un grupo de albañiles, la Guardia Nacional eliminó a algunos de los autores.
“Derivado de las acciones de patrullaje y vigilancia se logró detectar a varios sujetos y vehículos que participaron en los homicidios de 14 personas en diferentes colonias de la ciudad de Reynosa”, informó un comunicado de las autoridades. El boletín precisó que “al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial, el cual repelió la agresión.
Murieron cuatro de los civiles armados”. Un agresor más fue arrestado. El lunes siguiente en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, calificó los atentados a los reynosenses:
“Fue un ataque cobarde” en 2022. Y ya en este año, el viernes 23 de septiembre, los neolaredenses de la también popular colonia Villas de San Miguel vivieron su propio infierno cuando chocaron militares y un grupo de delincuentes armados, 5 de ellos fueron abatidos.
Una mujer ajena a los hechos resultó herida, en la jornada que incluyó una persecución por calles de la colonia del poniente. Todo habría empezado con la humillante pinta en la cara de un oficial del Ejército por uno de los delincuentes que se desplazaban en 3 camionetas pick up. Tras el atrevimiento, el grupo emprendió la huida pero una de las trocas “naufragó” en calles de Villas de San Miguel y en su propio vehículo los 5 pistoleros fueron muertos.
La capital Ciudad Victoria también este fue escenario de ataques a las autoridades de seguridad.
El viernes 28 de enero, a las 5:30 de la tarde, en una de las zonas más concurridas, Eje Vial y la calle Benito Juárez, pistoleros a bordo de 2 camionetas dispararon contra policías estatales que los perseguían. Un delincuente fue muerto, 7 arrestados y una mujer ajena a los hechos herida por arma de fuego en una pierna.
El martes 1 de febrero, 3 secuestradores fueron muertos y uno más detenido por policías estatales que rescataron a la víctima.
Desde la colonia Barrio Pajaritos donde tenían privada de la libertad a una persona, los delincuentes huyeron en un automóvil por la carretera Victoria-Jiménez. Pero se accidentaron, quedaron fuera del camino y murieron en el intento de escapar tras abrir fuego contra los oficiales.
La persecución y enfrentamiento fueron en plena madrugada y hasta el amanecer. Los ataques se han repetido en poblados, carreteras y caminos rurales de la frontera, donde elementos federales y estatales, han sorteado emboscadas y ataques directos como lo reseña la SEDENA que refiere que en los últimos cuatro años ha aumentado 33% los ataques a los militares. Lo que ha costado vidas y oficiales heridos.
Por Magdiel Hernández
Grupo Editorial Expreso – La Razón
Prohibida la copia total y/o parcial del contenido de este sitio web.

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending