Connect with us

Política

Putin ataca a los civiles con una lluvia de misiles sobre Kiev y otras ciudades de Ucrania

En respuesta al desafiante ataque del puente de Crimea, el ejército ruso bombardea una decena de ciudades con la estrategia de provocar destrucción en venganza por los avances de Ucrania en el frente

Publicado

En

Photo: Shutterstock

Con las primeras luces de la mañana, Vladimir Putin pagó su frustración por sus últimos reveses militares con los civiles ucranianos. La respuesta a las derrotas en el campo de batalla y al desafiante ataque al puente de Kerch, en Crimea, fue una lluvia de misiles sobre los centros de Kiev, Zaporiyia, Leópolis, Dnipro, Mikolayev, Zitomir, Ternopil, Jarkov, Jmelnitsky , Kropivnitski, Poltava, Sumi o Vinnitsa. Más de 15 ciudades. Según el ejército ucraniano se han lanzado 83 misiles contra su territorio.

Aún no se conoce el alcance de los daños de estos ataques pero en la capital ucraniana, por ejemplo, el alcalde Vitaly Klichko aseguró que Rusia había bombardeado el distrito Shevchenko, o sea, el barrio en el que se encuentran los edificios ministeriales y las embajadas extranjeras.

Cuatro columnas de humo se levantaban a primera hora de la mañana sobre una ciudad que llevaba meses sin ser bombardeada y había alcanzado cierta normalidad. Un reportero de la BBC, que hacía un directo en la azotea de su edificio, tuvo que dejar colgado el micrófono y la cámara para bajar al refugio en el momento en el que los misiles tipo Kaliber impactaban. En Kiev se escucharon hasta cinco explosiones este lunes; un viaducto quedó completamente destrozado, uno de los proyectiles cayó cerca de un parque infantil, dejando un gran cráter del que salía humo, según relataron periodistas de Afp. Hay, de momento, 11 muertos y más de 60 heridos, según el balance de víctimas difundido por el servicio de emergencias estatal.

Testigos de los bombardeos en Zaporiyia y Dnipro, obra de misiles tipo Kaliber, relatan una noche infernal de sirenas y explosiones en el centro de estas ciudades. En ninguno de estos lugares hay objetivos militares ni parece que se trate de ataques de precisión. Moscú está poniendo en marcha su estrategia de imposición de costes al gobierno de Zelenski. Es decir, poner muertos y destrucción como venganza por los últimos éxitos ucranianos en el campo de batalla. Según testigos, muchos civiles murieron dentro de sus propios coches camino del trabajo.

También se han registrado explosiones en Leópolis, al oeste de Ucrania. Allí los bombardeos han provocado cortes de electricidad y la ciudad ha quedado sin agua caliente, según ha informado el gobernador regional.

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending