Connect with us

Política

No hay nada que temer, el pueblo es mi ángel de la guarda: AMLO ante amenaza de muerte – La Silla Rota

Publicado

En

 132 total de visitas,  3 visitas de hoy

Al menos dos amenazas de muerte tiene registradas la Fiscalía General de la República (FGR) contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por lo que tiene abierta una carpeta de investigación, la primera amenaza data el 1 de diciembre de 2018 y otra más en mayo de este 2022.
De acuerdo con El Sol de México, la dependencia encabezada por el fiscal de Alejandro Gertz Manero, no precisa persona o grupo que estaría detrás de las amenazas de muerte contra el mandatario López Obrador.
La información sobre las amenazas de muerte se dan luego de que el mes pasado, el Pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) ordenó a la FGR entregar a este diario información sobre las denuncias y carpetas de investigación por amenazas de muerte contra los tres últimos expresidentes, así como el actual jefe del Ejecutivo.
De acuerdo con la Fiscalía los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto recibieron amenazas de muerte durante sus mandatos; sin embargo, el presidente López Obrador es el que presenta un registro de de amenaza alta, informa la dependencia.

Tras el hackeo a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por parte del grupo denominado “Guacamayas” el 29 de septiembre y mediante el cual fueron difundidos diversos documentos confidenciales, uno de ellos revela que informes de inteligencia del Ejército detectaron una amenaza de muerte contra el presidente Andrés Manuel López Obrador en febrero de 2019, por parte de un grupo de huachicoleros, cuyos líderes eran exmilitares.
Durante la mañanera de este jueves, el mandatario fue cuestionado sobre la información que público El Sol de México, sobre una investigación a cargo de la FGR por amenaza de muerte contra él, ante ello,  el presidente López Obrador desestimó las investigaciones y mostró despreocupado.
“Si está uno bien en su consciencia, con el prójimo y la gente, imagínense cuántas buenas vibras, bendiciones, oraciones, cuánta protección, el pueblo es mi ángel de la guarda. Vamos hacia adelante en santa paz”, señaló el presidente.
Tras la filtración de documentos oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por parte del grupo “Guacamaya”, trascendió que el presidente Andrés Manuel López Obrador habría estado grave de salud durante su actual mandato.
Lo que el mandatario aceptó que es cierto que hubo un ataque cibernético y que lo revelado por este grupo de hackers es cierto “tengo varias enfermedades que aquejan mi salud”, dijo el mandatario.
“Yo estoy enfermo, tengo varios padecimientos, solo hay una cosa que no tengo, lo del alcohol, pero todos los males”.
Agregó que “todo lo que se dice ahí es cierto y se ha expresado, si acaso, lo de la ambulancia que fue a Palenque a principios de enero porque había pues un riesgo de infarto. Y me llevaron al hospital y me recomendaron un cateterismo, si ustedes se acuerdan de eso, me dijeron hay que hacerlo. Les pedí unos días y en eso me dio covid y tuve que esperar a que pasara el covid y ya fui al hospital y me hicieron el cateterismo. Lo demás de que tiroides, pues sí, los médicos hacen análisis de todos y pastillas”.
Indicó que no quería aceptar las pastillas para la gota, “pero me vencieron los médicos”. Presionan, no crean, pero terminé con un cóctel que tomo por las noches, señaló.

Añadió que cuando termine su responsabilidad como presidente, “que además voy a tener otro estilo de vida, voy a estar al nivel del mar y ya no tantas presiones, ahí voy a bajarle a las pastillas y va a ser más al natural, pero mientras yo tenga la responsabilidad que me dio el pueblo, tengo que tomar las pastillas y cuidarme”.
En enero de este año, el secretario de gobernación, Adán Augusto López, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue sometido a un cateterismo cardiaco, luego de que ingresó al Hospital Central Militar debido a sus antecedentes de salud.
Se detalló que en este procedimiento se encontraron el corazón y las arterias del presidente sanos y funcionando adecuadamente, por lo que no fue necesario realizar ningún otro tipo de intervención y fue un procedimiento breve que duró alrededor de 30 minutos
A ocho años de un infarto al miocardio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aún conserva a sus médicos de cabecera: Patricio Ortiz y Luis Enrique Berumen quienes en esta ocasión también fueron los responsables de practicarle un cateterismo cardiaco. 

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending