Connect with us

Política

Milpa Alta del robo de gallinas al cobro de piso – El Universal

Publicado

En

 99 total de visitas,  3 visitas de hoy

Los tiempos donde la preocupación de los habitantes de la alcaldía Milpa Alta, en la zona sur de la Ciudad, se reducía a robos menores, han quedado en el pasado. Atrás se dejaron las sustracciones de gallinas, ganado o de daño en las nopaleras; ahora hay que esquivar balas, enfrentar feminicidios y aprender a lidiar con extorsiones y derecho de piso.
La demarcación se encuentra en un área estratégica para la delincuencia organizada; es frontera con las alcaldías Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa y Tlalpan —justo en la zona boscosa y con mayor incidencia delictiva—, y con el municipio mexiquense de Chalco y el estado de Morelos. “Ingredientes” que en la época del fallecido Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, líder fundador del Cártel de Tláhuac, aprovechó para forjar su imperio por más de 10 años.
En esa zona, el pasado 9 de octubre circuló un video en redes sociales en el que se apreciaba a varios sujetos circulando en dos vehículos portando armas largas; según la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), el incidente se registró en calles del sector San Antonio Tecómitl, donde se desplegaron unidades para efectuar recorridos en la zona. Dos días después la misma dependencia informó que se identificó a uno de los autos que participó en el hecho y se dio a conocer la detención de dos personas, presuntamente eran los mismos que circularon con las armas largas.
Leer también: Video. Comerciantes bloquean avenidas Balderas y Juárez; vandalizan vehículo del gobierno CDMX
El pasado 2 de noviembre, 30 sujetos armados ingresaron de manera violenta a las instalaciones del Ministerio Público (MP) de la Coordinación Territorial de Milpa Alta; en ese acto agredieron a múltiples personas que rendían su declaración al presentar una denuncia por lesiones, destruyeron las instalaciones de la fiscalía capitalina y atacaron a los policías, que nada pudieron hacer contra la turba que traía armas largas, tubos, piedras y cuchillos.
Ese mismo día, los vecinos de la colonia Santa Martha intentaron linchar a un sujeto de 43 años que asesinó a una adolescente con un puñal.
La Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina inició una carpeta de investigación por los delitos de daño a la propiedad, lesiones y amenazas tras la irrupción en la agencia de la Coordinación Territorial Milpa Alta, presuntamente para liberar a dos personas.
Cifras de la fiscalía muestran un repunte en los delitos graves en la zona de Milpa Alta: las denuncias por extorsión incrementaron 15% durante este año; los homicidios dolosos, 10%, y las agresiones a mujeres y feminicidios, solamente en este mes de noviembre registró cinco, y actualmente hay otros tres reportes de desaparecidas.
Leer también: “Duele pero aquí estamos”, aficionados lamentan en el Ángel derrota de México ante Argentina
Incluso Milpa Alta también figuró en las filtraciones que hizo Guacamaya Leaks, luego de que hackers accedieron a información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). En el apartado “Campos de Poder” se revela que grupos de la delincuencia organizada como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el remanente de La Familia Michoacana que opera en el Estado de México, así como Los Rojos, Guerreros Unidos y el Comando Tlahuica utilizan la porosidad y la falta de seguridad y vigilancia de Milpa Alta para el trasiego de drogas, armas y sacar dinero en efectivo de aquí a otros puntos del país.
Una empresaria de aquella localidad, de quien se reserva su identidad para evitar represalias, cuenta cómo se han modificado las cosas en la alcaldía. Ella tiene una refaccionaria en la zona fronteriza con Morelos, y dice que ante la falta de vigilancia y la presencia de policías entre los mismos locatarios se cuidan, organizan vigilancias, rondines y se alertan ante cualquier movimiento extraño a través de chats, pues ahora cualquiera, aprovechando la inseguridad, se hace pasar por delincuente, afirma.
“La cosa está complicada, ve el negocio que tengo, es pequeño y aun así a cada rato recibo llamadas y mensajes de extorsión. Quién sabe cómo lo hacen, pero saben tus datos, me mandan fotos de mi casa, de mi familia, de todo. Primero dicen que son de este cártel, luego de otro grupo, luego que de la alcaldía o de otro lugar, el caso es que siempre piden dinero para que no nos pase nada o para que nos dejen trabajar, cosas que antes no se veían ni escuchaban aquí”, relata.
“Ahora ya hay marchas por los feminicidios, cada día escuchamos que encontraron a una [mujer] muerta y cosas de esas. El otro día [2 de noviembre] navajearon a una muchacha en la calle de la alcaldía y nadie hizo nada, las balaceras son más frecuentes, ya se habla del narco como si nada y cosas de ese tipo, yo creo que es por la falta de patrullaje, dicen que hay militares y gente de la Guardia [Nacional], pero se ven nomás un rato y ya, no son constantes y ni a quien pedirle ayuda cuando pasa algo”, comenta la mujer quien interrumpe la entrevista ante la llegada de un cliente.
En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, las denuncias ciudadanas y de comerciantes de Milpa Alta cobran sentido; los patrullajes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana son nulos. En las zonas limítrofes con Morelos y el Estado de México, las unidades policiales no se ven, no existen y es justo ahí donde los delitos —según las cifras de la fiscalía capitalina— han repuntado.
En el trayecto, de manera sorpresiva, se observa un binomio de agentes de la policía capitalina y efectivos de la Guardia Nacional “patrullando las calles”, habían implementado un retén para revisar a vehículos que circulaban de “manera sospechosa”; sin embargo, al notar las cámaras de EL UNIVERSAL se retiran de inmediato sin dar ninguna explicación. Más tarde, al mismo grupo se les ve comiendo tacos.
En otro punto de la alcaldía, a la altura de la carretera libre que conecta Oaxtepec, Tlayacapan o Yecapixtla en Morelos con la Ciudad de México, la situación es igual de insostenible. Entre nopaleras, sembradíos de amaranto o maíz —del cacahuazintle—, algunos puestos de quesadillas, elotes y micheladas ubicados a la altura de los miradores de esa carretera luchan por sobrevivir a la oleada de delincuencia y del olvido de las autoridades centrales.
“El problema que vivimos es el de siempre, quien gobierne la Ciudad se olvida de nosotros, creen que la Ciudad es sólo el Zócalo, Polanco o la Zona Rosa, y no es así, aquí aunque la gente no conozca o no sepa también es parte de la Ciudad, deben mandar patrullas, darnos seguridad y otras cosas a las que también tenemos derecho. Aquí, por ejemplo, ve el tiempo que llevas y dime, ¿has visto una patrulla?, qué tal te robo o me robas, ¿cómo le hacemos?, ese es el problema.
“Aquí ya están robando en la carretera, un poco más arriba ahí con los límites de Morelos ya está bien cabrón, seguido llega gente asustada, pidiendo ayuda, que le robaron su carro, que lo bajaron de su moto, su bicicleta, pero nosotros no podemos hacer nada, les decimos que bajen más y ya. Antes, cuando estaba la [Policía] Federal de Caminos sí los veíamos, pero ahora nada. A los que mandan de la Secretaría de Seguridad Ciudadana es por castigo y nomás llegan a dormir”, lamenta un locatario del parador de Milpa Alta.
A raíz de esa situación, la clientela y la visita de turistas citadinos a este lugar ha disminuido considerablemente; la carretera los fines de semana está vacía, por eso los comerciantes que han forjado un patrimonio en la venta de comida exigen a las autoridades meter orden y volcar la atención en aquella zona casi marginal, o de lo contrario, advierten, la crisis agudizará.
“Si esto no se atiende pronto, no sé qué va a pasar, al menos tengo una idea: linchamientos y balacera por todo lados”, dice el comerciante al tiempo que cobra una michelada.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, Qatar 2022 y muchas opciones más.
Copyright © Todos los derechos reservados | EL UNIVERSAL, Compañía Periodística Nacional. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending