Connect with us

Nacional

La inflación frena en España, pero se intensifica en el resto de Europa – NIUS – NIUS

Publicado

En

 96 total de visitas,  3 visitas de hoy

Por tercer mes consecutivo la inflación se ha reducido en octubre en España. El ritmo al que crecieron los precios respecto al año anterior se situó en el 7,3%, es el nivel más bajo desde febrero y más de tres puntos inferior al máximo alcanzado el pasado verano. Esta evolución es única entre las grandes economías de la zona euro y contrasta con la tendencia que se produjo en Alemania y Francia, donde el IPC mantuvo la senda alcista en octubre, y en Italia, donde tuvo un crecimiento especialmente significativo. 
Tras un año en el que la inflación en España ha sido durante casi todos los meses la más elevada de las registradas en las principales capitales de la eurozona, la caída de los precios de la electricidad ha dibujado en este último mes un escenario completamente distinto.
Los datos adelantados muestran como España y Francia se situaron en octubre prácticamente al mismo nivel de inflación armonizada, con la diferencia de que en el caso español la subida de los precios fue casi dos puntos inferior a la del mes anterior, mientras que en el francés ascendió nueve décimas.
Por su parte, el IPC armonizado en Alemania siguió creciendo (lo hizo en más de medio punto) hasta el 11,1%, mientras que en Italia se disparó 3,4 puntos y ha llegado a alcanzar el 12,8%.
Como señalaba el economista Frederik Ducrozet en twitter, analizando la evolución de la inflación en los últimos meses en términos cinematográficos, España vendría a ser ‘La buena’, Francia y Alemania, serían ‘La mala’, y la tendencia de Italia la convierten en ‘La fea’ en la lucha para frenar la subida de los precios.
🇪🇺 Euro area inflation: the Good (Spain), the Bad (France, Germany), and the Ugly (Italy).
So much for an imminent ECB pivot. Forward rates are back to pre-ECB levels. pic.twitter.com/8BNVhtX7ND
La principal diferencia entre la evolución de los precios en España y la de sus socios europeos estriba en la evolución de los precios de la energía. Según los datos avanzados por el Instituto Nacional de Estadística, el descenso aquí del IPC en octubre se debe a la bajada de los precios de la electricidad, frente al aumento registrado en el mismo mes de 2021. En la caída también ha influido, aunque en menor medida, la caída del precio del gas.
Aunque todos estos países valoran también el encarecimiento de los alimentos como el segundo aspecto que ha impulsado la inflación al alza en el último mes,  queda patente que son los efectos de la crisis energética lo que marca la fuerte subida del IPC.
La subida de los precios de la electricidad desde el pasado año se reflejó en los datos de inflación de España antes y de forma mucho más intensa que en otros países europeos. El motivo es que para evaluar los precios de la electricidad Estadística monitoriza solo los correspondientes al mercado regulado (suponen la mitad de los del mercado libre, 10 millones frente a 19) y fueron estos los que comenzaron a notar el aumento de los precios de la luz ya que su tarifa está directamente relacionada con el mercado mayorista.
En Europa, en cambio, la mayor parte de los contratos se establecen en el mercado libre, a un precio fijo que se renueva anualmente, y por lo tanto el impacto de la subida de la electricidad no se ha reflejado en el IPC hasta que esos contratos han ido revisándose e incluyendo el aumento de los precios.
Además, en España se aplica desde mediados de junio, la llamada ‘excepción ibérica’, un mecanismo ideado para que el elevado precio del gas, que se disparó como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, no se extienda a todas las demás tecnologías con las que se genera electricidad y permita rebajar la factura.
De nuevo, este sistema ha afectado primero y principalmente a los contratos del mercado regulado, pero ahora en sentido contrario, para reducir la subida de los precios. Y como consecuencia, esto se ha reflejado ya en las cifras del IPC. Junto a esto, hay que destacar el descenso del gas del mes de octubre que se ha traducido en una caída del precio de la electricidad.
La tendencia a la baja de la inflación en España en los últimos meses contrasta con la de sus socios y con la de la eurozona, que en septiembre volvió a batir un récord situándose en el 9,9%. Esta fuerte subida de los precios ha dado pie al Banco Central Europeo a intensificar la lucha contra la inflación y acaba de acometer la tercera subida los tipos de interés en apenas tres meses llevando el precio del dinero hasta el 2%.
El BCE apuesta así por atajar el ascenso de los precios, y ha señalado que seguirá haciéndolo, a costa de poner en riesgo el crecimiento económico, que ya da señales de desaceleración. Habrá que ver si las medidas puestas en marcha por las grandes economías del euro consiguen frenar la inflación y la evolución de 'La mala' y 'La fea' permiten al organismo liderado por Christine Lagarde aplicar una actuación menos agresiva en los próximos meses.

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending