Connect with us

Nacional

La inflación en México frena su escalada durante la primera quincena de mayo y se ubica en 7,58% – EL PAÍS México

Publicado

En

 3 total de visitas,  3 visitas de hoy

La subida de precios da un respiro a México. Durante la primera quincena de mayo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) llegó al 7,58% a tasa anual, su menor nivel en cuatro quincenas, desde la primera del pasado marzo, cuando se ubicó en 7,29%, de acuerdo con las cifras dadas a conocer este martes por el Inegi. La caída del precio de la electricidad ha sido clave para este descenso. Durante la primera quincena de mayo, la electricidad registró una caída del 20%, respecto a la quincena previa, al entrar en vigor tarifas de verano. Otros productos que cedieron en el precio durante los primeros 15 días de mayo fueron el limón, la cebolla y el chile serrano. Por el contrario, los componentes del IPC que siguen al alza son el chayote, el aguacate, el jitomate y el transporte aéreo.
La inflación subyacente, la que toma en cuenta el Banco de México para tomar sus decisiones de política monetaria, se situó en un 7,24% respecto al mismo periodo del año previo, el mayor nivel para este mismo lapso desde 2001, y avanzó un 0,34% respecto a la quincena anterior. En su interior, los precios de los servicios se ubicaron en 4,76% a tasa anual, mientras que el alza en los precios de las mercancías fue de 9,45%.
En cuanto a la no subyacente, que incluye productos más volátiles como los combustibles, los precios se ubicaron en 8,6% a tasa anual, su menor variación desde la segunda quincena de agosto. Al interior, las gasolinas de alto y bajo octanaje continuaron avanzando a tasa quincenal del 0,29 y 0.23% respectivamente. Por su parte, las tarifas eléctricas bajaron a una tasa quincenal de 20,36%.
Por productos, los que más se encarecieron esta primera mitad de mayo fueron el chayote, con un aumento quincenal de 24,97%, el aguacate con 13,38%, el jitomate 7,92% y el transporte aéreo con un 9,76%. Por el contrario, los productos que presentaron disminución en sus precios fueron las tarifas electricidad que cayeron un 20%, el limón con una baja del 24%, la cebolla con un 11% y el chile serrano con un 16%.
México cerró abril con la tasa de inflación más alta en 21 años, un 7,68, por el aumento sostenido en los precios de los alimentos y los combustibles. La recuperación de la demanda tras lo más duro de la pandemia y el impacto que esta tiene todavía sobre las cadenas de suministro están detrás del fenómeno, de carácter global. Frente a esta escalada de precios, el Gobierno de López Obrador ha puesto en marcha un plan, pactado por los empresarios, contra la inflación. La estrategia contemplaseis meses, en los que no se aumentarán los costos de los 24 alimentos que integran la canasta básica, una mayor producción de granos y la exención del cobro de aranceles en fertilizantes y en la importación de más de 100 alimentos.
El especialista Rodolfo de la Torre, explica que el Gobierno ha tenido que ver en esta reducción de la escalada de precios porque ha reducido las tarifas eléctricas en verano, sin embargo, el experto señala que el plan contra la inflación no ha tenido que ver con este resultado a la baja. “En realidad la inflación que corresponde a los alimentos sigue por encima del 11,23% a tasa anual, eso no supone que esté fracasando la estrategia, es que el plan tiene un alcance muy limitado y para largo plazo. El plan tendrá efecto en unos meses, lo que vemos ahora son fluctuaciones que normalmente vemos en los alimentos y siguen subiendo mucho”, afirma.
De la Torre sugiere que el Gobierno de López Obrador aún podría aplicar transferencias directas a las familias mexicanas con menos ingresos para comprar alimentos. “Las personas comprarías alimentos más caros, pero tendrían recursos para hacer frente a este encarecimiento”, menciona. Esta medida, añade, ya fue aplicada en la crisis económica de 2008 y 2009.
Frente a la inflación, el Banco de México ha votado por octava ocasión consecutiva por el aumento en la tasa de interés. Ahora se sitúa en un 7%. La Junta de Gobierno votó por el incremento de 50 puntos básicos, sin embargo, la subgobernadora, Irene Espinosa Cantellano, propuso un incremento más agresivo del 75% puntos base. El banco central consideró los choques inflacionarios derivados de la pandemia, las presiones provenientes del conflicto geopolítico en Ucrania y las estrictas medidas de confinamiento impuestas recientemente en China ante los nuevos brotes de la covid-19.
Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país
Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.
O suscríbete para leer sin límites
Suscríbete y lee sin límites

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending