Connect with us

Dinero

Dólar a $300, inflación alta, pero consumo sostenido: cuáles son las razones – ámbito.com

Publicado

En

Ya superaste el límite de notas leídas.
Registrate gratis para seguir leyendo
En Argentina, la economía actual está caracterizada por tener un nivel de actividad real y un consumo privado que se mantienen en terreno positivo, combinado con una inflación alta y persistente. De aquí se desprenden algunos interrogantes: ¿cuál es el vínculo entre el consumo privado y la suba de precios? ¿Una aceleración inflacionaria golpea a la demanda interna, o por el contrario puede estimularla?
Según el último informe de Ecolatina, las cifras positivas del consumo de los hogares pueden verse explicadas por otros factores:
1. Continuidad del consumo rezagado luego de las restricciones sanitarias del año anterior, “donde prima la mayor demanda de servicios asociados a la recreación y esparcimiento producto de cierto “consumo de revancha” que se extiende en el tiempo por las huellas psicológicas que dejó la pandemia. En esta línea, cabe resaltar que, por ejemplo, sólo restaurantes ponderan alrededor del 7-8% en la totalidad del consumo privado”.
2. A su vez, la fuerte aceleración inflacionaria a lo largo del primer semestre pudo tener un impacto positivo sobre la demanda determinados bienes de consumo (principalmente durables, pero también esenciales) y de servicios, dinamizando los efectos “los Pesos queman” y “ahorrar consumiendo”, en un escenario de fuerte tasa de interés real negativa durante la mayor parte del semestre y restricciones al ahorro en dólares. Esto fue acompañado con ingresos reales de las familias que se mantuvieron relativamente estables: por ejemplo, el salario real de los trabajadores registrados creció 2,6% i.a. en promedio en el primer semestre de 2022 gracias a las holgadas paritarias y el efecto arrastre que dejó el fin del año anterior.
Según resalta el informe, algunos de los indicadores sectoriales de consumo empezaron a exhibir un estancamiento, o incluso caídas: las ventas en supermercados se estancaron en el último dato disponible (-0,2% i.a. en agosto); las ventas minoristas de PyMEs exhibieron dos caídas interanuales consecutivas (cayeron 3,5% i.a., 2,1% i.a. y 3,5% i.a. en julio, agosto y septiembre, respectivamente) y según Scentia, el consumo masivo cayó en septiembre (-0,8% i.a.) por primera vez en quince meses.
En el segundo semestre la actividad económica desaceleraría su ritmo de mejora, pero los impactos de las medidas del Gobierno anteriormente mencionadas (por caso, mayores restricciones a las importaciones y alza de tasas de interés) están teniendo un efecto negativo menor al esperado sobre la economía en general. Además, el consumo privado en términos agregados seguirá en terreno positivo, principalmente gracias a que en términos estadísticos existe una mayor ponderación de servicios, y esto ocurre pese a que algunos indicadores sectoriales muestren señales de estancamiento o incluso caídas.
El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.
Temas
Dejá tu comentario
Te puede interesar
Lo que se lee ahora
Las Más Leídas


MEDIAKIT – DIGITAL

 
MEDIAKIT – AMBITO DEBATE
 
MEDIAKIT – DIARIO ÁMBITO FINANCIERO PAPEL 
TARIFAS – DIARIO ÁMBITO FINANCIERO PAPEL 
Redacción: [email protected]
Suscripciones: [email protected] //  +54 9 11 4556-9147/48 o +54 9 11 4449-3256 
Director: Julián Guarino – Copyright © 2019 Ámbito.com – RNPI En trámite – Issn 1852 9232 Todos los derechos reservados – Términos y condiciones de uso

source

Continue Reading
Haz un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending