Connect with us

Entertainment

Spiderman y el tiempo roto – La Vanguardia

Ultima Palabra

Published

on

Política
Directo
Guerra Ucrania- Rusia | Últimas noticias del conflicto bélico en Europa
Mascarillas | ¿Dónde seguirán siendo obligatorias?
Real Madrid – Macabbi Tel Aviv | Play-offs de la Euroliga de baloncesto
Osasuna-Real Madrid | Partido de LaLiga Santander
LV_Spiderman y el tiempo roto | Pedro Vallín
Pedro Vallín
Madrid
Una lectura sobre el cine de evasión: “En el hilván distante entre el mundo que es y el que se nos propone hay siempre un pronunciamiento político. Conocer nuestras quimeras nos habla de nuestro origen cultural profundo y nuestro grado de satisfacción o anhelo con lo inmediato (cine fantástico); contemplar qué esperamos de lo venidero nos habla de nuestro sentido del progreso político y nuestro grado de confianza en él (ciencia ficción), y saber qué tememos permite orientar la mirada respecto a la proyección política de nuestras ansiedades latentes como sociedad (terror)”.
Escribí esto hace tiempo para postular que los géneros de evasión son los que mejor radiografían el ánimo de las sociedades y por tanto nos permiten percibir con nitidez lo inmediato. La ciencia ficción dejó de proponer parábolas sociales tras la Guerra Fría (que enfrentaba dos modelos sociales) para zambullirse en reflexiones sobre nuestra relación individual con la realidad, la identidad y la memoria. Ese giro ocurrió durante los años 80 y 90, edad de oro del individualismo neoliberal: Blade Runner, Desafío Total, Gattaca, Cube, Timecop, 12 monos o La mosca compartían esos asuntos marcadamente existenciales, miradas hacia adentro. Fue una época también de relatos sobre la llegada del mesías, desde Encuentros en la tercera fase y ET, el Extraterrestre (que son antiguo y nuevo testamentos de una nueva fe), hasta Starman, Abyss, o Terminator, pasando por los mesianismos oscuros sobre anticristos, como Alien o Predator
Pero el cambio de siglo vivió el paulatino regreso de la gran parábola social, la mirada hacia afuera. Empezó Matrix como un híbrido de existencialismo y metáfora de la alineación de la sociedad, pero luego siguieron grandes alegorías sociales casi marxistas como Divergente, El corredor en el laberinto, Distrito 9, Elysium o Los juegos del hambre. Fue antes de la primavera árabe y de la rebelión de las plazas producto de la quiebra de Wall Street y con ella, de la quiebra de los sistemas de partidos de todo Occidente.
Por no enrollarnos: ¿Qué nos dicen la fantasía y la ciencia ficción sobre el ánimo social de hoy mismo? Pues que el tiempo se ha roto porque el futuro ha desaparecido. El futuro hoy es una carretera neblinosa en la que ni siquiera estamos seguros de que el firme lo sea. Unos miran ansiosos al pasado, como ya hemos visto con los renacimientos de Kárate Kid, Cazafantasmas, Blade Runner o Matrix, y otros simplemente proponen el colapso del tiempo y el espacio. Lo anticipó Fringe, la serie de J.J.Abrams: ya no tememos a los extraterrestres, como en la Guerra Fría, ni a nuestro gobierno, como explicaba Expediente X en los 90, y al lado de los zombies, que son nuestro vecinos devastados por la voracidad financiera neoliberal, aparece el nuevo enemigo: nosotros mismos en universos alternativos. 
Este asunto que empezó en el cine indie, como las maravillosas Otra tierra o Coherence, ha consumido ya el cine de superhéroes mainstream. Las películas y series de Marvel (en Disney +), pero también la fecunda producción de animación de los superhéroes de DC (en HBOMax) proponen una vez y otra que habitamos en un punto de colapso, vórtice en el que todos los lugares y todos los tiempos se pliegan sobre hoy y lo que nos devuelven es distintas y a veces amenazadores versiones de nosotros mismos. Spiderman en imagen real o animación, lo mismo que Superman, Batman, Doctor Strange, Wanda&Vision, Capitana Marvel o Loki, deambulan hoy en un laberinto de espejos que les devuelve por más que avancen su propio y amenazador reflejo.
El futuro es una niebla negra, viscosa e intrigante como el humo de Perdidos. El mundo está hoy angustiado ante el próximo movimiento de Putin, Europa está en pánico ante un corte de suministro de gas quizá mañana mismo, la inflación cabalga alocada, España trata de medir el enfado de Argelia y el impacto de la crisis, y tras la pandemia y la guerra, quien más quien menos espera ya una invasión extraterrestre o una colección de cataclismos climáticos. Quizá por no ver que, como casi siempre, la gran amenaza que nos acecha está ahí mirándonos en un espejo.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entertainment

El legado de Otilino Tenorio, el spiderman del fútbol ecuatoriano – Vistazo

Ultima Palabra

Published

on

Hace 17 años murió Otilino Tenorio, uno de los futbolistas más queridos del Ecuador. Su esposa y sus hijos mantienen viva la imagen del deportista que simbolizaba la alegría del pueblo.
Otilino fue jugador de la Selección, transitó por Emelec, Santa Rita, Al-Nassr y El Nacional pero quedará en la historia como “Oti”, el eterno hombre del partido. Su carisma era tal que su única presencia bastaba para dar relieve a un encuentro.
Cuando festejó un gol con la máscara de Spiderman se convirtió en un ícono popular y su muerte fue digna de un hombre de Estado. En la muchedumbre que caminaba en la avenida Quito para llegar al cementerio había gente de todas las edades, camisetas de todos los colores… “Oti” era del pueblo y sin saberlo se había ganado la eternidad.
AMOR DEL BUENO
A inicios de los 70 Víctor Tenorio y su esposa Fanny llegaron al barrio de La Chala y se establecieron en Domingo Savio y la 17. Tuvieron siete hijos pero una sola estrella: Otelino. En el Registro Civil inscribieron mal al “gordito”, la e se hizo i y el pequeño nacido el 1 de febrero de 1980 terminó llamándose Otilino. “Oti” era el hijo mimado de su madre, el niño que nunca le respondía mal, un joven que era capaz de sacarse la camisa para dársela a alguien. Compartía con sus amigos los dulces que mamá Fanny preparaba y cuando llegaba a su casa, gritaba a viva voz: “¡Llegó la alegría del hogar!”.
En el fútbol empezó como arquero pero se convirtió en delantero; entrenaba en las canchas del colegio Simón Bolívar y del Aguirre Abad, “volvía con los calzoncillos llenos de arena”, recuerda su madre.
A los 17 años Otilino fue a una discoteca cerca de su casa, era Carnaval. Vio a Sofía Mina de 18 años, bailaron y de repente le preguntó qué haría si la besaba y lo hizo sin esperar una respuesta. Ganó la audacia y el guayaquileño y la esmeraldeña empezaron a salir; eran adolescentes. Al poco tiempo vivían juntos.
Aún no era famoso y no ganaba dinero cuando se convirtió en compañero inseparable de su hijo Jordy; luego nacieron Andy y Erick. Un día llevó a su primogénito al Play Land Park y compró la mascará de Spiderman que el niño quería para su cumpleaños. Poco tiempo después le dedicaba un gol en la cancha poniéndose la máscara. Fue el principio de una carrera de éxitos entre Emelec, Santa Rita, Al-Nassr (Arabia Saudita) y El Nacional.
“Oti” dejó su huella en todos sus clubes y los hizo grandes. Rápido, hábil, fuerte, encarador, era más que todo un goleador, igual que su ídolo Johan Cruyff.
Con la camisa 14 hizo feliz a su país hasta que el 7 de mayo de 2005, falleció trágicamente cuando su vehículo chocó con un camión que transportaba combustible. Viajaba para festejar a su mamá por el Día de la Madre; “Oti” tenía 25 años, Jordy (seis), Andy (tres) y Erick (dos).
DE TAL PALO TAL ASTILLA
Pasaron 17 años y Sofía Mina recuerda a su esposo con un amor intacto: “Hasta hoy es muy duro, yo lo sigo extrañando, voy al cementerio para el Día del Padre, su cumpleaños y otras fechas que nos pertenecen. Converso con él y lo siento cerca. Me falta su hombro, nunca llenaré este vacío”, confiesa Sofía en su hogar en Sauces 1, donde fotos de Otilino ocupan las paredes y las mesas.
“Son fotos de alegría porque Otilino era irresistible y sus ocurrencias llegaban tanto a la cancha como a la casa. Le gustaba bailar salsa, hacer reír poniendo apodos a todos”, detalla.
“Mis hijos no tienen papá pero sí un padrino que los ama, los guía y los corrige. Andrés Guschmer siempre está para ellos desde que “Oti” le pidió ser padrino de Jordy cuando lo invitó a almorzar a la casa de su mamá Fanny. Es la figura paterna que necesitan los chicos y estoy muy agradecida con él”.
Mientras Sofía habla, sus hijos Jordy y Erick escuchan con una sonrisa a flor de labios. Los dos son idénticos a su papá. Jordy heredó la forma de expresarse y el carisma; Erick el rostro y la determinación. “Lo conocí muy poco, él falleció cuando tenía dos años pero siempre me imagino lo que hiciera si estuviera con nosotros ahora”, acota Erick, recién graduado del colegio de la Comisión de Tránsito.

En cuanto a Jordy, juega fútbol desde los 11 años. “Estuve en IDV, Emelec, River Ecuador, Atlético Samborondón, hice pasantías en Chile… Mi sueño es jugar en la Selección como mi papá pero no dejo de estudiar. En junio empiezo la carrera de Comunicación y Relaciones Públicas”, detalla el deportista de 23 años.
Erick y Jordy viven con la imagen de su papá como si fuera un imán. “Cuando hablo con un periodista me dice que tiene fotos de mi papi que me quisiera regalar”, dice Jordy. “A mí no me gusta mucho presumir diciendo que soy el hijo de ‘Oti’ pero con mi parecido físico me ubican y me cuentan anécdotas de mi papá. No pasa una semana sin que me entere de algo nuevo”, añade el hijo menor que pronto debutará con una carrera de futbolista.
¿Tienen enamoradas?, pregunto a los chicos. “No nos deja”, contesta Jordy riéndose a carcajadas. “No es así”, refuta la mamá. “Sé que tienen enamoradas pero no entrarán a mi casa mientras mis hijos no me demuestren que son responsables y puedan formar un hogar. Cuando conocí a ‘Oti’ era muy joven pero velaba por su familia, era valiente y responsable. Eso quiero para mis hijos”, acota la mamá.
Me despido de la familia. Durante una hora recordamos a “Oti”, un jugador que nadie reemplazó, un muchacho muy respetuoso, pero al mismo tiempo juguetón y bailarín, una persona de mano abierta que tanto hace falta a nuestro fútbol…
TRAYECTORIA
Oti surgió en el Torneo Interbarrial de Diario El Universo, cuando tenía 11 años mientras jugaba en las divisiones menores de Emelec. Subió a primera categoría en 1998. En 1999 fue seleccionado Sub-20 en Mar del Plata, Argentina. Internacionalmente debutó con la selección de los mejores jugadores del Interbarrial que en 1996 fueron campeones. Jugó seis temporadas con Emelec (1998-2001 y 2002-2003) marcando 57 goles coronándose dos veces campeón nacional (2001-2002) y vicecampeón de la Merconorte (2001).
Además sus goles fueron aporte en el Santa Rita (2001), Al-Nassr de Arabia Saudita (2003) y El Nacional (2004- 2005). Fue internacional con la Selección de Fútbol del Ecuador en 13 ocasiones. Su debut fue el 16 de octubre de 2002 en un partido amistoso ante Costa Rica.

source

Continue Reading

Entertainment

Una hinchada heroica: Batman y Spiderman se cruzaron en el Kempes alentando a Talleres – Vía País

Ultima Palabra

Published

on

Dos hinchas disfrazados de superhéroes se encontraron en el estadio cordobés. El divertido momento.
Una vez más, el Estadio Mario Alberto Kempes presentó un buen marco de público para ver a Talleres ante Central Córdoba, por la quinta fecha de la Liga Nacional. Entre los miles de hinchas que llegaron a alentar al Matador, hubo dos que sobresalieron y se llevaron todos los flashes.
Minutos antes de comenzar el encuentro, en la platea Ardiles aparecieron nada menos que Batman y Spiderman. Los simpatizantes disfrazados de superhéroes se cruzaron y protagonizaron un divertido momento.
El encuentro fue fotografiado por otros hinchas y rápidamente comenzó a viralizarse en las redes sociales.

source

Continue Reading

Entertainment

Nada mal, 12 nuevos juegos llegan la próxima semana a tu Xbox – Generación Xbox

Ultima Palabra

Published

on

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_206120’]=__lxGc__[‘s’][‘_206120’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_647418’]={‘i’:__lxGc__.b++};
La próxima semana también llega cargada de interesantes lanzamientos para Xbox y algunos para Xbox Game Pass. Desde el próximo lunes tendremos disponibles hasta cerrar la semana un total de 12 nuevos juegos.
Un surtido de juegos tanto como para Xbox Game Pass como para su compra. En total tenemos 12 nuevos juegazos disponibles desde el próximo 4 de julio. Aprovechamos para recordaros que todavía siguen vigentes las enormes ofertas de la semana de la tienda de Xbox, con interesantes descuentos para nuestras consolas, puedes revisar todos los descuentos y recordad que estas ofertas estarán disponible por tiempo limitado.


Fundador y redactor de SoloXboxOne y Generación Xbox.

Somos un equipo plural, que apuesta por la diversidad y la calidad en los contenidos. Para nosotros, la comunidad es una de las piezas clave para seguir activos.
Nuestro contenido está protegido por licencia Creative Commons. Puedes compartirlo, pero no copiarlo o atribuirte la autoría.
Usamos cookies para monetizar algunos servicios de afiliado como Amazon o Microsoft Store entre otros. A ti no te afecta en nada, pero a nosotros nos ayuda a seguir existiendo.

source

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA