Connect with us

Mundial

El Tesoro de Estados Unidos busca golpear económicamente a Rusia, pero hay dudas sobre su efectividad – El País Uruguay

Ultima Palabra

Published

on

Contenido Exclusivo
Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.
Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usuario y contraseña.
Cuando Rusia impuso sanciones de represalia a altos funcionarios estadounidenses el mes pasado, su gobierno apuntó al presidente Joe Biden y sus principales asesores de seguridad nacional, junto con el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, cuya agencia ha estado elaborando las medidas punitivas destinadas a paralizar la economía de Rusia.
La medida de Rusia, aunque totalmente simbólica, subrayó el papel central que ha estado desempeñando el Departamento del Tesoro en el diseño y la aplicación de las restricciones financieras más expansivas que Estados Unidos haya impuesto jamás a una potencia económica importante.

Esas restricciones equivalen a una guerra económica contra Rusia, que está entrando en una fase crítica a medida que el número de víctimas de los combates en Ucrania continúa aumentando y el gobierno ruso intenta encontrar formas de evadir o mitigar las consecuencias de las sanciones occidentales.

En un intento por evitar que Rusia eluda las sanciones, Adeyemo, un exfuncionario de la administración Obama, pasó la semana pasada recorriendo Europa para coordinar medidas enérgicas contra las tácticas de evasión de Rusia y planear futuras sanciones. En reuniones con sus homólogos, Adeyemo discutió los planes de los gobiernos europeos para atacar las cadenas de suministro de las empresas de defensa rusas, algunas de las cuales fueron sancionadas por Estados Unidos la semana pasada, y habló sobre las formas en que EE.UU. podría ayudar a proporcionar más energía a Europa para que los países europeos puedan reducir las compras de petróleo y gas rusos, dijo un funcionario del Tesoro.

El miércoles pasado, cinco días después del regreso de Adeyemo, la administración Biden anunció sanciones adicionales a los bancos rusos, las empresas estatales y las hijas adultas del presidente ruso Vladimir Putin.

Aun así, aunque Estados Unidos y sus aliados han promulgado sanciones radicales destinadas a neutralizar el poder económico de Rusia, queda por ver si las restricciones están funcionando.

Durante las últimas seis semanas, EE.UU. y sus aliados en Europa y Asia impusieron sanciones a grandes instituciones financieras en Rusia, su banco central, su cadena de suministro industrial militar y los aliados de Putin, confiscando sus yates y aviones. Se han prohibido las importaciones de petróleo ruso a los Estados Unidos, y Europa está desarrollando planes para alejarse del gas y el carbón rusos, aunque lentamente. La pasada semana, el Departamento del Tesoro prohibió a Rusia realizar pagos de deuda soberana con dólares en bancos estadounidenses, lo que podría empujar a Rusia hacia su primer incumplimiento de pago de deuda en moneda extranjera en un siglo.
Pero hasta ahora, Rusia ha seguido pagando sus deudas. Los controles de divisas impuestos por el banco central de Putin, que impidió que los rusos usaran rublos para comprar dólares u otras monedas fuertes, junto con las continuas exportaciones de energía a Europa y otros lugares, han permitido que el rublo se estabilice y están llenando las arcas de Rusia con más dólares y euros. Eso ha planteado dudas sobre si las medidas han sido efectivas.

“Creo que estamos lidiando con las réplicas de la conmoción y el asombro de las sanciones que se implementaron y el reconocimiento de que las sanciones toman tiempo para impactar completamente una economía”, dijo Juan Zarate, ex subsecretario del Tesoro para financiación al terrorismo y delitos financieros. “Es pedir demasiado a las sanciones hacer retroceder a los tanques, especialmente cuando las sanciones se implementaron después de la invasión”.

En un discurso en Londres días pasado, Adeyemo promocionó la capacidad de las sanciones para cambiar el comportamiento y describió las medidas como parte de la ecuación que los adversarios como Rusia deben considerar cuando violan las normas internacionales.

“La idea de que se puede violar la soberanía de otro país y disfrutar de los privilegios de la integración en la economía global es algo que nuestros aliados y socios no tolerarán”, sostuvo Adeyemo en Chatham House, ante un grupo de expertos.

Sin embargo, incluso Estados Unidos, que no depende de la energía rusa, ha debatido hasta dónde llegar con sus sanciones.

Dentro del Departamento del Tesoro, los funcionarios han estado en un debate continuo sobre avanzar en las sanciones sin crear consecuencias no deseadas que sacudirían el sistema financiero e inflamarían la inflación, que se está disparando en gran parte del mundo.

El efecto en la economía de EE.UU. ha sido una de las principales prioridades, y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha expresado su preocupación por las medidas que amplificarían la inflación. Las sanciones a Rusia ya han llevado a precios más altos para la gasolina, y los funcionarios temen que puedan provocar aumentos en los precios de los alimentos y los automóviles a medida que se interrumpen las exportaciones rusas de trigo y minerales.

“Nuestro objetivo desde el principio ha sido imponer el máximo dolor a Rusia y, en la medida de nuestras posibilidades, proteger a Estados Unidos y a nuestros socios de daños económicos indebidos”, dijo Yellen ante el Congreso.

Mientras los funcionarios consideraban cómo apuntar al rublo, Yellen, ex presidenta de la Reserva Federal, argumentó en contra de simplemente imponer una prohibición a las transacciones de divisas, lo que impediría que Rusia comprara dólares. En cambio, sugirió que inmovilizar las reservas extranjeras de Rusia (ahorros que se mantienen en dólares estadounidenses, euros y otros activos líquidos) mientras se crean exenciones para que Rusia acepte pagos por ciertas transacciones de energía, sería la forma más efectiva de infligir daño a la economía de Rusia mientras se minimiza el efecto sobre los EE.UU. y sus aliados.

En una audiencia en el Congreso, los republicanos criticaron esas excepciones por ser lagunas gigantes que permiten a Rusia ganar cientos de millones de dólares por día a través de las ventas de petróleo y gas.

Los funcionarios del Tesoro han estado rastreando las medidas que Rusia ha usado para apuntalar su economía, como la compra de acciones y bonos, y monitoreando las señales de un creciente mercado negro de rublos, lo que indica la disminución real del valor de la moneda. La administración de Biden ha observado con preocupación cómo el valor del rublo se ha recuperado en las últimas semanas, socavando los pronunciamientos hechos por Biden de que las sanciones redujeron la moneda rusa a “escombros”.

“Por supuesto, eso significa que, habiendo dicho eso, cuando el rublo rebota por razones que no necesariamente indican la debilidad de las sanciones, la gente dirá: ‘Bueno, fracasaron’”, dijo Daniel Fried, exembajador de Estados Unidos en Polonia y subsecretario de Estado para Europa.

Un funcionario del Tesoro dijo que Estados Unidos también mantenía una lista privada de oligarcas cuyas transacciones financieras estaban bajo vigilancia en preparación para futuras sanciones para que pudieran comprender mejor las redes de personas que ayudan a esas personas a ocultar su dinero. Estados Unidos aún tiene que imponer sanciones a Roman Abramovich, un multimillonario ruso que ya está sujeto a sanciones de la Unión Europea.

Los economistas del Instituto de Finanzas Internacionales escribieron en una nota de investigación esta semana que los mercados internos de Rusia parecían estar estabilizándose como resultado de una política monetaria estricta, controles severos de capital y su superávit en cuenta corriente.

“Las sanciones se han convertido en un objetivo móvil y requerirán ajustes con el tiempo para seguir siendo efectivas”, dijeron.

Vigilar las sanciones a Rusia y garantizar que los esfuerzos contra la evasión se coordinen con Europa ha recaído en gran medida en Adeyemo.

Adeyemo trabajó en el Departamento del Tesoro durante la administración de Obama y fue asesor adjunto de seguridad nacional para economía internacional cuando Estados Unidos estaba promulgando sanciones a Rusia después de que anexó Crimea en 2014. Yellen, economista académica sin experiencia en seguridad nacional, recurrió a Adeyemo el año pasado para dirigir una revisión del programa de sanciones del departamento.

La revisión enfatizó la necesidad de sanciones, que a menudo se implementaron unilateralmente durante la administración Trump, para tener una estrecha coordinación con los aliados de los EE.UU. con el objetivo de que puedan “interrumpir, disuadir y prevenir” acciones que socavan la seguridad nacional de los EE. UU.

Adeyemo se ha estado coordinando de cerca con funcionarios del Departamento de Estado y con Daleep Singh, quien fue subsecretario adjunto de asuntos internacionales en el Tesoro durante la administración de Obama y ahora es asesor adjunto de seguridad nacional para economía internacional.

Julia Friedlander, exasesora principal de políticas para Europa en la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro, dijo que la administración Biden había sido más agresiva con las sanciones a Rusia que la nación en 2014, cuando existía la preocupación de tomar medidas que no eran “proporcionales” y eso podría desestabilizar la economía de Rusia. La acumulación gradual de tropas de Rusia que se dirigían a Ucrania antes de la guerra, dijo, también le dio a la administración de Biden más tiempo para coordinarse con los aliados y prepararse para implementar las sanciones rápidamente una vez que comenzó la invasión.

“Realmente es un cambio táctico entre una respuesta proporcional contra las personas involucradas y querer infligir daño como táctica”, dijo Friedlander.

Pero algunos expertos en sanciones sostienen que la administración de Biden no ha ido lo suficientemente lejos y ha sido demasiado cautelosa. Muchas de las medidas más duras que Estados Unidos usó contra Irán para evitar que se beneficiara de las exportaciones de energía aún no se han usado contra Rusia. Varios bancos importantes aún no han sido sancionados o cortado el SWIFT, el servicio de mensajería financiera internacional. Y Estados Unidos ha andado con cuidado a la hora de presionar a Europa para que deje de comprar energía rusa.

“El tiempo no está del lado de Ucrania”, dijo Marshall Billingslea, quien fue subsecretario del Tesoro para el financiamiento del terrorismo en la administración Trump. “Cuanto más tiempo la administración regatea estas medias tintas y no toma medidas para paralizar realmente la economía rusa, más dura la ofensiva rusa y más masacres, destrucción y crímenes de guerra continúan”.

Yellen sostuvo que cualquier sanción dirigida al sector energético de Rusia debería coordinarse estrechamente con Europa, que sigue dependiendo en gran medida del petróleo y el gas rusos. Dar ese paso, agregó, podría tener consecuencias no deseadas.
“Es probable que veamos precios que se disparen si impusiéramos una prohibición total del petróleo”, subrayó Yellen.

Para comentar las noticias debes iniciar sesión con el usuario y contraseña elegidos al momento de registrarte.
Si no estas registrado todavia, puedes hacerlo ingresando a Registro de Usuarios
No recuerdas tu contraseña? puedes acceder a Resetear Contraseña
A partir de este punto usted ingresa a un ámbito virtual destinado al ejercicio responsable de la libertad de expresión. Los mensajes serán instantáneamente visibles y no serán supervisados por la redacción de El País. Es un espacio autoregulado por los lectores, quienes disponen de mecanismos para reportar el uso abusivo del mismo.

Zelmar Michelini 1287, CP.11100, Montevideo, Uruguay. Copyright ® EL PAIS S.A. 1918 – 2022
Creemos que estás usando un bloqueador de anuncios y queremos decirte que la publicidad es una de nuestras formas de generar ingresos para hacer periodismo
AdBlock
AdBlock Plus
uBlock Origin
Otro
Generalmente, se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla. Es posible que tengas más de un bloqueador de anuncios instalado.
Es posible que tengas que seleccionar una opción en un menú o hacer clic en un botón.

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mundial

Deportistas rusos sufren consecuencias por guerra Rusia vs Ucrania – Hoy Fut

Ultima Palabra

Published

on

RUSIA.- El mundo del deporte se ha visto afectado por los conflictos entre Rusia y Ucrania, donde no solo se han cobrado vidas, también han causado un fuerte impacto en todos los ámbitos sociales.
Deportistas rusos sufren consecuencias de la guerra | Twitter
Eventos deportivos que estaban programados para llevarse a cabo en Rusia han sido cancelados o movidos a algún otro lado, tal es el caso de la Final de la Champions League, que cambió su sede a París.
Además de esto, deportistas, clubes y selecciones de Rusia han sido excluidos de eventos internacionales.
Algunos deportistas han optado por cambiar de nacionalidad para poder competir o han participado con bandera neutral. Deportistas de todo el mundo se han manifestado en contra de la guerra y consideran injustas las medidas que se han tomado en contra de los atletas rusos.
{{author}} {{#date}} – {{date-format}} {{/date}}

{{author}} {{#date}} – {{date-format}} {{/date}}

source

Continue Reading

Mundial

Mujeres de Estonia se preparan para una posible guerra vs. Rusia. | T3rcer Milenio 360 – TV Azteca

Ultima Palabra

Published

on

Al ingresar reconoces estar de acuerdo con el Aviso de Privacidad
Estonia tiene una larga historia de conflicto con Rusia, ya que estuvo bajo el control soviético durante 47 años, por lo que las mujeres de Estonia han decidido prepararse para una guerra ante un posible ataque de parte de Vladimir Putin.
Somos una nación pequeña, estamos justo al lado de Rusia y estoy segura de que intentarán invadirnos algún día. No estoy segura de qué día será, pero quiero estar lista para eso. No quiero ser como las familias en Ucrania que se estaban preparando para el siguiente día de trabajo, para días escolares, cuando básicamente en medio de la noche se desató el infierno”, expresó una mujer que está decidida a combatir a Rusia.
Hasta ahora, más de 1000 mujeres de todos los oficios se han ofrecido como voluntarias para unirse a la Organización de Defensa de la Mujer, desde que comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania el pasado 24 de febrero.
TE PUEDE INTERESAR: Misil ruso impacta un centro comercial en Ucrania.
Tienes que estar preparado y saber cómo defender tu hogar y quién mejor para defender su hogar que una mujer. Tengo 76 años y soy auditora interna”, dijo otra de las mujeres que están alistándose para una posible guerra.
Estonia ha sido uno de los países que ha apoyado a Ucrania proporcionando artillería y misiles antiblindaje, sin embargo, el país también está planeando organizarse mejor para poder adquirir lo necesario en caso de un ataque por parte de los rusos.
Las mujeres en Estonia se caracterizan por ser mujeres fuertes resistentes ante cualquier situación. Por ello, han sobrevivido a las dificultades y planean seguir haciéndolo durante mucho tiempo más.
¡No te pierdas la investigación completa y más programas de T3rcer Milenio 360 por a más + 7.2!
Periférico Sur 4121,
Col. Fuentes Del Pedregal, C.P. 14140,
Ciudad De México, México.
[email protected]
5517201313 | Conmutador

source

Continue Reading

Mundial

Rusia y Ucrania: Antecedentes históricos y políticos para un debate – Diario y Radio Universidad de Chile

Ultima Palabra

Published

on

Año XIV, 1 de julio de 2022
Columna de opinión por Svetlana Agaltsova
Jueves 30 de junio 2022 14:25 hrs.

Para hablar de la situación hay que contar con diferentes niveles de aproximaciones a la realidad.
Desde el punto de vista humanístico hay víctima y victimario, hay muchos sufrimientos, muchas muertes. Desde este punto de vista a ninguna persona normal y sana es imposible que no le duela lo que está sucediendo.
Este enfoque, sin embargo, no tiene nada que ver con un análisis objetivo. Por el contrario, nos lleva a las emociones y produce lar reacciones a veces muy extremas. A mí me gustaría hablar sobre este conflicto enfocándome más en los temas de las causas que lo provocaron y también de las consecuencias probables no solamente para Rusia o Ucrania sino para todo el mundo.
Yo quiero tocar un tema muy especial. El tema de la Inevitabilidad de esta guerra. No diría nada nuevo hablando de las guerras como del factor muy importante para el desarrollo del capitalismo. El capitalismo es un sistema extensivo y expansivo. Tiene que seguir expandiéndose. El sistema capitalista necesita una periferia. Tan pronto como cae la tasa de ganancia mundial, el capitalismo agarra un pedazo de la zona no capitalista y la convierte en su periferia, una zona de las materias primas, de mercados de ventas y de mano de obra barata. La tasa de ganancia crece. Y así hasta que venga otra crisis.
A principios de la década de 1980, tres grupos de expertos estadounidenses encargados por Reagan hicieron un pronóstico del desarrollo mundial. Los tres grupos, trabajando de una forma independiente, llegaron a conclusiones muy similares. Viene una crisis. Su primera ola cae en 1987-1988. Y la segunda en los años 1992-1993. En este periodo, según los pronósticos, en el segmento capitalista del sistema mundial, la producción caerá en un 20-25%. En el segmento socialista – en un 10-12%.
Quiero recordarles otra vez: se trata de la época de 1992-1993.  La Unión Soviética dejó de existir justamente un año antes de la segunda ola pronosticada de la crisis. De hecho, el colapso de la URSS retrasó esta crisis por mucho tiempo. La destrucción de la economía soviética creó nuevos mercados para la industria occidental. También facilitó el acceso a los ricos recursos naturales de la ex Unión Soviética. Pero al pasar 20 años, este estímulo, que le dio al mundo la oportunidad de continuar existiendo sin ningún cambio estructural especial, se agotó. Como resultado, la crisis golpea tremendamente la economía global en 2008. Desde entonces, estamos viviendo en una crisis continua. Según la opinión de algunos analistas rusos contemporáneos, con la derrota de la URSS, el capitalismo triunfó en todo el mundo. Pero, gracias a esta victoria, esta vez cubrió todo el planeta, y para él terminaron las posibilidades de un desarrollo extenso. El capitalismo se ha agotado y esta crisis es la última. Los años 2018 y 2019 nos mostraron que no solamente la economía mundial, sino toda su infraestructura se encontraban en un estado de sobrecalentamiento. La pandemia de coronavirus ha enfriado mucho la economía, pero no ha sido suficiente. Así que ahora la guerra se convierte en la única alternativa para retrasar el colapso del sistema económico mundial.
Rusia en esta guerra debería jugar el mismo rol que jugó la URSS en 1991. Así como la destrucción de la URSS aseguró durante tres décadas el desarrollo económico del Occidente, el colapso de Rusia actual debería prolongar su existencia para próximas dos-tres décadas.
Según yo veo y entiendo este conflicto, esta no es una guerra entre Rusia y Ucrania. Es una guerra del Occidente unido contra Rusia.
Pero desencadenar una guerra directa contra Rusia puede tener consecuencias graves e irreversibles. Pues Rusia tiene el botón nuclear. Más fácil destruir este país involucrándolo en algún tipo de aventura militar con un tercer país que no tenga ese botón nuclear, y con una condición de que esta aventura sea prolongada. Por lo tanto, es necesario ayudar a este tercer país abasteciéndolo de recursos y armamentos para agotar a Rusia. Estamos hablando ahora de una guerra proxy.
Y ahora volvemos al tema de Ucrania. Dada la complejidad de la historia ucraniana y de las relaciones muy complicadas entre Ucrania y el centro político de la Unión Soviética, teniendo en cuenta las características étnicas y socioculturales de su población, así como la ubicación geográfica, era imposible encontrar un mejor país para desatar un conflicto destinado a destruir a Rusia como estado.
Yo no estoy exagerando. Creo que el objetivo final de este conflicto, planeado por el Occidente, no era solo debilitar económica, política y militarmente a Rusia, sino también provocar una especie de estallido social, o un golpe de Estado, que llevaría a la caída del gobierno de Putin.
De hecho, Ucrania en este conflicto sale una víctima que juega el papel de una herramienta, nada más. O digamos, el papel de un abrelatas para abrir un tarro de conservas. Hay que darse cuenta de que a los beneficiarios del conflicto no les importan ni un pelo miles y miles de víctimas de esta tragedia.
¿Por qué creen que Ucrania nunca fue admitida en la OTAN? ¿A pesar de todas las promesas y a pesar de las solicitudes múltiples del presidente Zelenski? Es que este país como miembro de la OTAN nadie lo necesitaba. Y no por ser insuficientemente europeo. No. El Occidente necesita a Ucrania como a un país fuera de cualquier bloque militar. Desatar una guerra proxy es más seguro que una confrontación directa entre la OTAN y Rusia. Las promesas del Occidente respecto al ingreso de Ucrania en la OTAN, dadas antes de iniciarse el conflicto, fue una mentira. Una mentira que dio a Zelenski una ilusión de que Ucrania en el conflicto directo con Rusia estaría protegida 100 %.
Después del colapso de la URSS en el 1991, se proclamó la independencia de Ucrania. A partir de ese momento, comenzó una nueva etapa en la historia de este país. Sin duda alguna podemos considerar lo sucedido durante este periodo, como una serie de antecedentes del conflicto actual. Voy a mencionar lo más importante.
La discriminación de la etnia rusa en la región de Donbas se hace permanente y toma las formas horrorosas. Y no se trata solamente de la prohibición del idioma ruso o de algunos partidos políticos. Las milicias nazis entraban en los pueblitos o ciudades chicas y obligaban a la gente, a cualquiera que se encontrara, decir algo en ucraniano. Y si la gente no lo sabía hacer con un acento correcto, los mataban o los enterraban vivos. Hay muchas fosas comunes en Donbass. Hay que mencionar también los bombardeos permanentes de barrios residenciales, los hospitales y colegios. Se cuenta con unas 13 mil víctimas de este conflicto durante últimos 8 años. Entre ellos centenas de niños.
La comunidad democrática europea y mundial no le hizo caso. Permanecía con ojos cerrados, como si no hubiera pasado nada, o como si fuera algo normal.  Algunos periodistas occidentales que trabajaban en Donbass intentaban hablar de lo que estaba pasando, pero nadie quería escucharlos.
Ninguno de estos acuerdos ha sido implementado por la parte ucraniana. Los ataques del ejército ucraniano contra la población civil de Donbass siguen continuando hacia el día de hoy.
El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

source

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA