Connect with us

Entertainment

Análisis – 13 Sentinels: Aegis Rim (Nintendo Switch) – Nintendúo

Ultima Palabra

Published

on


nintenduo

Advertisement
Advertisement
Advertisement
En nuestro análisis de 13 Sentinels: Aegis Rim os contamos por qué este juego es un imprescindible en el catálogo de Nintendo Switch.
Después de nuestras impresiones acerca del juego, hoy al fin venimos a compartir con vosotros nuestro análisis de 13 Sentinels: Aegis Rim, la última gran apuesta de Vanillaware (Odin Sphere, Muramasa, Dragon’s Crown) que, después de salir en PlayStation 4, aterriza en Nintendo Switch para coronarse como uno de los mejores títulos de la plataforma.
Porque es así: no podemos empezar nuestro análisis sin poner los puntos sobre las íes y decir que, tras muchos años de desarrollo, el juego del increíble George Kamitani (director y escritor de la obra) no podría ser más redondo. Una obra de arte irrepetible dentro de su género en cuanto a lo narrativo. ¿Por qué hacemos esta afirmación? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!
La historia de 13 Sentinels: Aegis Rim se centra alrededor de trece personajes sumidos en medio de una guerra contra los kaijus (monstruos gigantescos) para salvar a la humanidad. Así, todos ellos tendrán sus propios conflictos e hilos argumentales, que se irán intercalando para darnos como lectores una idea de lo que está ocurriendo en realidad. De tal forma, el elenco estará compuesto por:
Todos estos personajes cuentan con personalidades muy diferenciadas, y todas sus historias, además de estar interconectadas, generan muchísimo interés. Viajes en el tiempo, identidades secretas, invasiones de aliens, animales parlantes, robots y múltiples referencias a la cultura popular aguardan a través de cada paso que da el juego con lo que quiere contar, y lo hace de maravilla.
Tanto es así, que creativos de la talla del propio Masahiro Sakurai, o incluso Kamitani, el propio director del juego, afirman que “es muy poco probable que vuelva a hacerse un juego así nunca más”. No es para menos: una historia tan compleja, interesante y bien construida requiere de años de planificación y de cientos de páginas. Es por eso que, entre otras cosas, es un milagro que el título nos haya llegado con una excelente localización al castellano de primer nivel. Una auténtica gozada.
13 Sentinels: Aegis Rim basa su ciclo de juego en tres grandes apartados jugables, separados en el propio menú principal del juego:
Aquí es donde se nos cuenta la historia principal. Tendremos que ir intercalando entre distintos capítulos de cada uno de los trece personajes del juego, los cuales se irán desbloqueando poco a poco conforme vayamos avanzando por la trama. A lo largo de los capítulos, podremos desplazarnos por escenarios en dos dimensiones, hablando con distintos personajes y recopilando palabras clave y diversa información que nos abrirá las puertas a seguir con la historia.
De tal manera, en todo momento, podremos acceder a herramientas tan útiles como un botón para acelerar el tiempo dentro del juego o un registro, por si nos perdemos en medio de la trama y necesitamos consultar conversaciones previas que nos puedan ser de utilidad. En general, está todo pensado para que disfrutemos de la experiencia.
Este modo supone el núcleo de jugabilidad del título. En él, controlaremos a nuestros centinelas (hasta un máximo de seis) para defender terminales del ataque de los kaijus. En resumidas cuentas, se tratará de una batalla táctica al estilo tower defense en la que, además, podremos seleccionar el modo de dificultad que queremos (aunque incluso en difícil, los enfrentamientos son bastante llevaderos).
Estos segmentos jugables, que se desbloquean conforme vamos avanzando en la aventura, son muy divertidos y ayudan a “cambiar de sabor” con respecto a la historia principal. Además, implementan un sentimiento de progresión atractivo, ya que podemos ir mejorando nuestro equipo, además de ir adquiriendo habilidades que usar posteriormente en combate. En general, a la larga puede volverse algo repetitivo, pero es un modo bien implementado que aporta al juego en su conjunto.
Como su nombre indica, aquí se encuentran todos los coleccionables de la aventura (a los cuales también podremos acceder desde el menú de pausa). Aquí podremos rememorar los eventos del juego, echarle un vistazo a los archivos secretos (que ofrecen información adicional de distintos objetos y elementos adicionales de la aventura) o incluso consultar un completo manual de instrucciones digital de lo más apañado.
Cada uno de estos tres modos cuenta con sus propias barras de progreso, lo que nos permite hacernos una buena idea de cuánto tenemos completado del título. En líneas generales, su duración aproximada es de 30 a 40 horas en total para llegar a hacernos con todo lo que puede ofrecer.
La mayor fuerza de 13 Sentinels: Aegis Rim reside no solo en su historia, si no también en su bellísimo apartado artístico. Viniendo del pincel de Yukiko Hirai, quien solo ha trabajado en este proyecto encargándose de las ilustraciones y el diseño de personajes, el juego luce maravillosamente bien. Sus escenarios de acuarela, sus animaciones trabajadísimas y su variada paleta de colores nos hacen alucinar ante uno de los juegos más bonitos del catálogo de Nintendo Switch, de lejos.
A eso hay que sumarle una banda sonora compuesta por Hitoshi Sakimoto (Final Fantasy Tactics, entre otros) que sabe acompañar al juego de forma magnífica, con temas que ponen los pelos de punta. Por si fuera poco, el juego cuenta con doblaje al inglés y al japonés (a elegir), ambos con una calidad muy notable.
En cuanto a lo técnico, el juego corre sin ninguna clase de percance en Nintendo Switch, contando con un rendimiento igual al que encontramos en PlayStation 4. Con el punto añadido, eso sí, de poder jugar en portátil, algo que se hace muy apetecible en una aventura como esta, en la que hay que leer tanto.
Cuanto menos sepáis de 13 Sentinels: Aegis Rim antes de jugarlo, mejor. Se trata de un juego lleno de sorpresas, que te hace quedarte al borde de la silla con cada revelación y que siempre te deja con ganas de jugar más. Puede que no sea el lanzamiento más popular del año, ni el que más jugadores atraiga, pero así como los diamantes en bruto, aquellos que lo descubran y decidan darle una oportunidad, se encontrarán con un juego de lo mejorcito del catálogo.
Por supuesto, hay que tener en cuenta que va dirigido, sobre todo, a un público muy particular que disfruta de esta clase de producciones. No obstante, cualquiera que sepa apreciar las buenas historias de ciencia ficción con cierto grado de complejidad o los juegos tower defense, encontrará en este juego una fuente de diversión asegurada. Una joya oculta en toda regla.
Si te ha gustado el análisis de 13 Sentinels: Aegis Rim no olvides pasarte por La Lista y ver el resto de análisis de Nintendo Switch.
Puntuación: Sobresaliente
13 Sentinels: Aegis Rim es un juego imperdible dentro del catálogo de Nintendo Switch, y aunque no introduzca nuevo contenido en esta versión con respecto a su lanzamiento original, merece mucho la pena solo por el añadido de poder ser jugado en formato portátil. Una joya irrepetible que tenéis que probar si os gusta la ciencia ficción o el género de la aventura.

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entertainment

Dimite la trabajadora de Activision Blizzard que movilizó a los trabajadores para ir a la huelga por la cultura de acoso – Hobby Consolas

Ultima Palabra

Published

on

Jessica González, trabajadora de Activision Blizzard, que ha resultado imprescindible para organizar la huelga de trabajadores de la compañía que protestó por la cultura de acaso, ha anunciado su dimisión.
Tras la demanda por acoso sexual a Activision Blizzard le ha seguido un cúmulo de acontecimientos que ha servido para sacar a la luz una cultura machista y discriminatoria que ha revuelto las tripas de muchos y muchas.
Lo más destacado que ha sucedido en las últimas semanas ha sido la acusación contra Bobby Kotick, CEO de Activision y la posterior innacción de la empresa. El directivo ha permanecido amarrado al poder, pese a la masiva huelga de trabajadores.
Si necesitas la conexión más veloz y estable posible a la hora de jugar, aquí puedes consultar un listado de routers gaming de primer nivel.
Esas protestas han estado organizadas por Jessica González, analista de pruebas senior de Activision Blizzard, que hoy ha anunciado su dimisión por motivos morales.
Recurriendo a Twitter, la trabajadora comentaba lo siguiente: He tomado la decisión de dejar Blizzard poniendo mi bienestar primero.
Lamento no haber podido reunirme con mis colegas en mejores circunstancias, pero me llevo nuestra visión compartida de diversidad, equidad, inclusión y derechos de los trabajadores y valoro el trabajo que hemos hecho durante mi tiempo aquí.
Todavía hay mucho trabajo por hacer y estoy mentalmente herido por esta pelea. Ha sido un camino largo y agotador para el cambio, pero no ha terminado, para a continuación lanzar un mensaje a Kotick.
Su inacción y negativa a asumir la responsabilidad está expulsando a un gran talento y los productos sufrirán hasta que lo destituyan de su puesto de director ejecutivo. 
My resignation from Blizzard Entertainment pic.twitter.com/eJeTsYGFv8
No todos los empleados de la compañía han demostrado su compromiso con hacer bien las cosas. ¿Sabías que un trabajador de Activision estuvo años firmando sus correos con "TODOPENE" antes de ser despedido?
Nuevas profesiones: Artista especialista en captura de videojuegos, ¿en qué consiste?
Un ejemplo de cómo ha funcionado la cultura de trabajo de la compañía. PlayStation, Xbox y Nintendo ya han comentado su rechazo a estas prácticas al momento de conocer la acusación sobre Kotick.
Fuente: Axios
Plataformas:
Lanzamiento:

source

Continue Reading

Entertainment

El legado de Otilino Tenorio, el spiderman del fútbol ecuatoriano – Vistazo

Ultima Palabra

Published

on

Hace 17 años murió Otilino Tenorio, uno de los futbolistas más queridos del Ecuador. Su esposa y sus hijos mantienen viva la imagen del deportista que simbolizaba la alegría del pueblo.
Otilino fue jugador de la Selección, transitó por Emelec, Santa Rita, Al-Nassr y El Nacional pero quedará en la historia como “Oti”, el eterno hombre del partido. Su carisma era tal que su única presencia bastaba para dar relieve a un encuentro.
Cuando festejó un gol con la máscara de Spiderman se convirtió en un ícono popular y su muerte fue digna de un hombre de Estado. En la muchedumbre que caminaba en la avenida Quito para llegar al cementerio había gente de todas las edades, camisetas de todos los colores… “Oti” era del pueblo y sin saberlo se había ganado la eternidad.
AMOR DEL BUENO
A inicios de los 70 Víctor Tenorio y su esposa Fanny llegaron al barrio de La Chala y se establecieron en Domingo Savio y la 17. Tuvieron siete hijos pero una sola estrella: Otelino. En el Registro Civil inscribieron mal al “gordito”, la e se hizo i y el pequeño nacido el 1 de febrero de 1980 terminó llamándose Otilino. “Oti” era el hijo mimado de su madre, el niño que nunca le respondía mal, un joven que era capaz de sacarse la camisa para dársela a alguien. Compartía con sus amigos los dulces que mamá Fanny preparaba y cuando llegaba a su casa, gritaba a viva voz: “¡Llegó la alegría del hogar!”.
En el fútbol empezó como arquero pero se convirtió en delantero; entrenaba en las canchas del colegio Simón Bolívar y del Aguirre Abad, “volvía con los calzoncillos llenos de arena”, recuerda su madre.
A los 17 años Otilino fue a una discoteca cerca de su casa, era Carnaval. Vio a Sofía Mina de 18 años, bailaron y de repente le preguntó qué haría si la besaba y lo hizo sin esperar una respuesta. Ganó la audacia y el guayaquileño y la esmeraldeña empezaron a salir; eran adolescentes. Al poco tiempo vivían juntos.
Aún no era famoso y no ganaba dinero cuando se convirtió en compañero inseparable de su hijo Jordy; luego nacieron Andy y Erick. Un día llevó a su primogénito al Play Land Park y compró la mascará de Spiderman que el niño quería para su cumpleaños. Poco tiempo después le dedicaba un gol en la cancha poniéndose la máscara. Fue el principio de una carrera de éxitos entre Emelec, Santa Rita, Al-Nassr (Arabia Saudita) y El Nacional.
“Oti” dejó su huella en todos sus clubes y los hizo grandes. Rápido, hábil, fuerte, encarador, era más que todo un goleador, igual que su ídolo Johan Cruyff.
Con la camisa 14 hizo feliz a su país hasta que el 7 de mayo de 2005, falleció trágicamente cuando su vehículo chocó con un camión que transportaba combustible. Viajaba para festejar a su mamá por el Día de la Madre; “Oti” tenía 25 años, Jordy (seis), Andy (tres) y Erick (dos).
DE TAL PALO TAL ASTILLA
Pasaron 17 años y Sofía Mina recuerda a su esposo con un amor intacto: “Hasta hoy es muy duro, yo lo sigo extrañando, voy al cementerio para el Día del Padre, su cumpleaños y otras fechas que nos pertenecen. Converso con él y lo siento cerca. Me falta su hombro, nunca llenaré este vacío”, confiesa Sofía en su hogar en Sauces 1, donde fotos de Otilino ocupan las paredes y las mesas.
“Son fotos de alegría porque Otilino era irresistible y sus ocurrencias llegaban tanto a la cancha como a la casa. Le gustaba bailar salsa, hacer reír poniendo apodos a todos”, detalla.
“Mis hijos no tienen papá pero sí un padrino que los ama, los guía y los corrige. Andrés Guschmer siempre está para ellos desde que “Oti” le pidió ser padrino de Jordy cuando lo invitó a almorzar a la casa de su mamá Fanny. Es la figura paterna que necesitan los chicos y estoy muy agradecida con él”.
Mientras Sofía habla, sus hijos Jordy y Erick escuchan con una sonrisa a flor de labios. Los dos son idénticos a su papá. Jordy heredó la forma de expresarse y el carisma; Erick el rostro y la determinación. “Lo conocí muy poco, él falleció cuando tenía dos años pero siempre me imagino lo que hiciera si estuviera con nosotros ahora”, acota Erick, recién graduado del colegio de la Comisión de Tránsito.

En cuanto a Jordy, juega fútbol desde los 11 años. “Estuve en IDV, Emelec, River Ecuador, Atlético Samborondón, hice pasantías en Chile… Mi sueño es jugar en la Selección como mi papá pero no dejo de estudiar. En junio empiezo la carrera de Comunicación y Relaciones Públicas”, detalla el deportista de 23 años.
Erick y Jordy viven con la imagen de su papá como si fuera un imán. “Cuando hablo con un periodista me dice que tiene fotos de mi papi que me quisiera regalar”, dice Jordy. “A mí no me gusta mucho presumir diciendo que soy el hijo de ‘Oti’ pero con mi parecido físico me ubican y me cuentan anécdotas de mi papá. No pasa una semana sin que me entere de algo nuevo”, añade el hijo menor que pronto debutará con una carrera de futbolista.
¿Tienen enamoradas?, pregunto a los chicos. “No nos deja”, contesta Jordy riéndose a carcajadas. “No es así”, refuta la mamá. “Sé que tienen enamoradas pero no entrarán a mi casa mientras mis hijos no me demuestren que son responsables y puedan formar un hogar. Cuando conocí a ‘Oti’ era muy joven pero velaba por su familia, era valiente y responsable. Eso quiero para mis hijos”, acota la mamá.
Me despido de la familia. Durante una hora recordamos a “Oti”, un jugador que nadie reemplazó, un muchacho muy respetuoso, pero al mismo tiempo juguetón y bailarín, una persona de mano abierta que tanto hace falta a nuestro fútbol…
TRAYECTORIA
Oti surgió en el Torneo Interbarrial de Diario El Universo, cuando tenía 11 años mientras jugaba en las divisiones menores de Emelec. Subió a primera categoría en 1998. En 1999 fue seleccionado Sub-20 en Mar del Plata, Argentina. Internacionalmente debutó con la selección de los mejores jugadores del Interbarrial que en 1996 fueron campeones. Jugó seis temporadas con Emelec (1998-2001 y 2002-2003) marcando 57 goles coronándose dos veces campeón nacional (2001-2002) y vicecampeón de la Merconorte (2001).
Además sus goles fueron aporte en el Santa Rita (2001), Al-Nassr de Arabia Saudita (2003) y El Nacional (2004- 2005). Fue internacional con la Selección de Fútbol del Ecuador en 13 ocasiones. Su debut fue el 16 de octubre de 2002 en un partido amistoso ante Costa Rica.

source

Continue Reading

Entertainment

Una hinchada heroica: Batman y Spiderman se cruzaron en el Kempes alentando a Talleres – Vía País

Ultima Palabra

Published

on

Dos hinchas disfrazados de superhéroes se encontraron en el estadio cordobés. El divertido momento.
Una vez más, el Estadio Mario Alberto Kempes presentó un buen marco de público para ver a Talleres ante Central Córdoba, por la quinta fecha de la Liga Nacional. Entre los miles de hinchas que llegaron a alentar al Matador, hubo dos que sobresalieron y se llevaron todos los flashes.
Minutos antes de comenzar el encuentro, en la platea Ardiles aparecieron nada menos que Batman y Spiderman. Los simpatizantes disfrazados de superhéroes se cruzaron y protagonizaron un divertido momento.
El encuentro fue fotografiado por otros hinchas y rápidamente comenzó a viralizarse en las redes sociales.

source

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA