Connect with us

Nacional

Opinión | ¿Cómo están ligadas la reforma eléctrica y el juicio a Peña Nieto? – The Washington Post

Ultima Palabra

Published

on

Ricardo Raphael es periodista, académico y escritor mexicano. Su libro más reciente es ‘Hijo de la guerra’.
“Me gustaría que no se tardaran tanto (…) pero son procedimientos y hay que esperar a que se resuelvan”, dijo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), durante su conferencia matutina del 19 de octubre. Hablaba sobre las investigaciones por corrupción que lleva la Fiscalía General de la República (FGR) a propósito del caso que involucra a Emilio Lozoya, exdirector de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex), con un soborno que habría recibido de la empresa brasileña Odebrecht.
Dijo también que no tenía información sobre las presuntas acusaciones de delincuencia organizada que la FGR habría enderezado, desde principios de septiembre, en contra del expresidente Enrique Peña Nieto y otros 15 políticos que ocuparon un lugar muy destacado durante su administración.
Recibe noticias y columnas de opinión en español en nuestro boletín
Sin embargo, la filtración de las investigaciones en contra del exmandatario a los medios de comunicación no parece ajena a la prisa que mencionó AMLO. No solo desespera al actual mandatario la tardanza de la FGR, sino que conforme avanza el tiempo se acumulan sospechas sobre la pertinencia del arreglo al que llegaron los abogados de Lozoya y el fiscal general Alejandro Gertz Manero.
La presión para mostrar resultados en este caso se multiplicó cuando, el 9 de octubre, circularon en redes sociales imágenes que exhibían a Lozoya en la terraza de un restaurante mientras ostentaba una vida cómoda y en libertad. Cabe suponer que también agrega argumentos para la prisa un contexto político donde se debate en el Congreso la iniciativa propuesta por López Obrador para desmantelar la legislación aprobada en tiempos de Peña Nieto, la cual es favorable a la inversión privada en el sector energético.
En este momento político sería redituable para López Obrador corroborar los dichos de Lozoya en el sentido de que los recursos aportados por Odebrecht tuvieron, entre otros objetivos, sobornar a los legisladores que aprobaron la reforma energética de 2013, la cual se quiere revertir.
Sin embargo, no es la prisa ni la conveniencia política lo que va a otorgar contundencia jurídica a la FGR, mucho menos al juez responsable de valorar el expediente. La cuestión central es si el fiscal Gertz Manero cuenta con suficiente evidencia —más allá de las declaraciones y denuncias de Lozoya— para imputar a tanto pez gordo.
Ciertamente no alcanzan los dichos del exdirector de Pemex para vincular a proceso a Enrique Peña Nieto, expresidente de México; Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda; José Antonio Meade y Ricardo Anaya, excandidatos a la presidencia; José Antonio González Fernández, exdirector de Pemex; Ernesto Cordero y Salvador Vega, exsenadores; Francisco Domínguez, exgobernador de Querétaro, y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, actual mandatario de Tamaulipas.
De acuerdo con la Ley Federal de Delincuencia Organizada, para poder mantener el estatus de testigo colaborador Emilio Lozoya estaría obligado a aportar medios de prueba suficientes para inculpar a personas que, en la red criminal a la que presuntamente perteneció, hayan ocupado cargos o responsabilidades similares o superiores a la suya.
¿Existen realmente esos medios de prueba o solamente una denuncia presentada por Lozoya ante la FGR el 11 de agosto de 2020? En esa misma declaración firmada, el exdirector de Pemex aseguró que contaba con un video y varias facturas para respaldar sus dichos.
Cabe presumir que el video referido sea el que también se filtró el 20 de agosto del año pasado, en el cual se observa a Guillermo Gutiérrez Badillo, entonces secretario particular del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, y a Rafael Caraveo Opengo, exsecretario técnico de la Comisión de Administración del Senado, recibiendo fajos de billetes. El hecho de que Caraveo Opengo fuese subordinado del senador Jorge Luis Lavalle permitió que el juez acreditara los delitos imputados por la FGR y dictara prisión preventiva en contra del exlegislador.
No hay elementos de que el video referido por Lozoya sea uno distinto al que sirvió para inculpar a Lavalle. Queda pendiente por conocer la validez y solvencia de las facturas que mencionó. Tal evidencia habría de ser muy sólida, porque de otra manera no se explicaría porqué el 2 de septiembre la FGR giró un oficio a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, cuyo titular es el fiscal Alfredo Higuera Bernal, para que integrara una nueva carpeta señalando al expresidente Peña Nieto como líder de una red dedicada a delinquir de manera permanente y sistemática.
A estas alturas no es posible afirmar, mucho menos negar, que la FGR tenga en manos un caso robusto de delincuencia organizada. Sin embargo, sí hay evidencia concluyente para presumir que las filtraciones recientes aportaron tiempo al fiscal Gertz Manero y, sobre todo, razones para presumir que su dependencia está trabajando; también para alimentar confianza en que el arreglo con Lozoya, cualquiera que haya sido, terminará dando frutos.
Escucha el pódcast El Washington Post para conocer las últimas noticias en español
Coincidentemente, la divulgación de las supuestas acusaciones cayó bien a quienes desde Morena, el partido en el gobierno, están negociando la nueva reforma eléctrica. El mensaje para los líderes y legisladores actuales de los partidos opositores Acción Nacional y Revolucionario Institucional no es sutil: si la FGR puede acusar al anterior presidente de México, ¿por qué no haría lo mismo contra otros políticos adversos a la nueva reforma en disputa?
La interrogante es pertinente para las personas sentadas en las sillas de la oposición: ¿Quién está dispuesto a soportar un cañonazo con forma de denuncia por delincuencia organizada?
Leer más:
¿Qué pasó con el Caso Lozoya en México?
La reforma eléctrica de AMLO busca arreglar la reforma fallida de EPN
Caso Ricardo Anaya: las prioridades políticas de la fiscalía mexicana
Peña Nieto y Videgaray están en riesgo por la extradición de Lozoya
Ya cayó Emilio Lozoya, ¿caerá el expresidente Peña Nieto?
Peña Nieto benefició a sus amigos empresarios en la Riviera Nayarita
Que Alonso Ancira esté libre es una noticia triste para México

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nacional

Suspirantes en Toluca – El Economista

Ultima Palabra

Published

on

Recordar mi usuario
¿Olvidaste tu contraseña?
Consulta la edición digital y contenidos exclusivos. Sé parte de El Economista Club y de la biblioteca virtual Leader Summaries. Disfruta de nuestras promociones.

El abrazo entre los presidenciables de Morena llegó dos semanas después de la petición de Palacio Nacional. En terrenos seguros, con una audiencia subyugada, el canciller acató las sugerencias y acudió al festejo por las victorias del 2022. Ricardo Monreal fue convocado al mitin, pero no al “desayuno de la unidad”.
¿Más unidos que nunca? “La unidad se construye con respeto”, sentenció Marcelo Ebrard, “cuando hay piso parejo y se escucha al pueblo”. El exjefe del Gobierno capitalino ya no escucharía la respuesta del líder partidista, Mario Delgado, quien ofreció una batería de encuesta —¿este mismo año?— para definir al candidato de la izquierda y llamó a la organización electoral rumbo a los comicios presidenciales del 2024.
En la toma de Toluca también estuvieron otros integrantes del gabinete presidencial, entre ellas Rosa Icela Rodríguez (SSPC) y Luisa María Alcalde (STPS), cuyo interés sería el Palacio del Ayuntamiento. La titular de la SEP, Delfina Gómez, ganó el aplausómetro dominical, aunque la imagen del senador Higinio Martínez acompañó a los asistentes al Mitin de la Unidad y la Movilización que cruzaron La Marquesa y el paseo Tollocan para llegar a la Plaza de los Mártires.
La estación previa a la elección presidencial es el 2023, cuando se renovarán las gubernaturas del Estado de México y Coahuila. Ambas entidades nunca han sido gobernadas por un partido distinto al PRI y Morena se ha trazado el objetivo estratégico de acabar con la hegemonía del Grupo Atlacomulco.
Delfina e Higinio estuvieron en el templete dominical. También, el director de la nueva Agencia Nacional de Aduanas, Horacio Duarte Olivares. Tres figuras del GAP, originarios de Texcoco y cercanos a Palacio Nacional. No son los únicos morenistas mexiquenses que aspiran a la nominación, pero su inclusión entre los invitados especiales resultaba una obviedad, como un misterio resulta la ausencia del senador Armando Guadiana y del subsecretario Ricardo Mejía Berdeja, los dos principales contendientes por la nominación en Coahuila, donde la hegemonía moreirista se ha extendido tres sexenios.
Encuestas para elegir a los candidatos de Morena. Este mismo trimestre, para Coahuila y el Estado de México. Los ganadores serán designados “coordinadores estatales de los comités para la defensa de la Cuarta Transformación” en septiembre próximo.
El tiempo apremia y los aspirantes mexiquenses están desatados. Higinio Martínez es el más visible, por el tamaño de sus eventos —acude como invitado especial a las  asambleas del movimiento Mexiquenses de corazón— pero también por la  contundencia de su mensaje: “se tendrá que escuchar a todos para lograr el consenso y llegar unidos, por encima de ambiciones desmedidas y mezquindades”, advirtió el senador.
Higinio está de acuerdo con encuestas, pero a población abierta, no solo para simpatizantes de Morena. Y que seas inclusivas. “Nunca ha sido bueno cortar ilusiones en flor, porque las consecuencias que se  deriven de ello siempre serán imprevisibles”.
Los alcaldes Fernando Vilchis, de Ecatepec, y Adolfo Cerquera, de Nezahualcóyotl, cuentan con amplios respaldos, lo mismo que el subsecretario Alejandro Encinas, pero quedarían excluidos de las mediciones.
¿Y la paridad sustantiva? Delfina Gómez sería la única mujer con posibilidades de competir en las campañas del 2023 y para el 2024 —cuando se renovarán una docena de gubernaturas— ya hay aspirantes. En Morelos, la senadora Lucy Meza Guzmán públicamente expresó sus intenciones de ocupar la vacante que dejará Cuauhtémoc Blanco.
TENSIONES. Se cumple un mes de la suspensión de actividades en Calica, sin que Vulcan Materials y el gobierno de México logren un acuerdo definitivo sobre las operaciones de la mina y el puerto en Playa del Carmen. La filial de la empresa estadounidense ha operado desde hace 30 años y puso sobre la mesa distintas alternativas para reconvertir los terrenos e incluso apoyar en la construcción del Tren Maya siempre y cuando pueda continuar con la extracción de materiales.
Archivado en:
Periodista
Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.
Los efectos de la shrinkflación
La ruta de Alito
Disparidades en Coahuila
La liberación del IEEM
Morena, ¿al borde del default?
Por Reuters
Por José Soto Galindo
Por Reuters
Por María del Pilar Martínez
Andrés Manuel López Obrador
Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos más destacados de las ediciones print y digital de El Economista
En las redes sociales publicamos noticias de última hora, contenidos exclusivos y promociones. Son una vía para que estés en contacto directo con nuestra redacción.
Por Reuters
Por Reuters
Por Reuters
Jaime Guerrero Vázquez

JorgeBravo

Jimena Ortiz y Xavier Ginebra

Luis MiguelGonzález

VidalLlerenas Morales

Marco A.Mares

GabrielQuadri de la Torre

es una empresa de
Copyright © 1988-2015 Periódico El Economista S.A. de C.V. All Rights Reserved. Derechos Reservados
Número de reserva al Título en Derechos de Autor 04-2010-062510353600-203
Al visitar esta página, usted está de acuerdo con los términos del servicio
A través de este formulario podrá compartir la nota que está leyendo.
Todos los campos son obligatorios.
Debes completar todos los campos.
Tu nota fue enviada con éxito.

source

Continue Reading

Nacional

La transformación de la cara de la hija de Enrique Peña Nieto – Quién

Ultima Palabra

Published

on

Síguenos en nuestras redes sociales:
Recientemente Nicole Peña, hija del ex presidente de México Enrique Peña Nieto, ha compartido a través de sus redes sociales fotos en la que se ve muy cambiada.
No tenemos duda de que se ve guapísima, sin embargo, levantó sospechas de que recurrió a ciertos tratamientos estéticos, mismas que ella aclaró más tarde.
En los últimos años las inyecciones de ácido hialurónico, también conocidos como fillers, cobraron fuerza y mucha popularidad. Tal fue su impacto que famosas como Kylie Jenner las volvieron una tendencia que, sin importar la edad, miles de personas han adoptado en todo el mundo.
A post shared by 𝐍𝐢𝐜𝐨𝐥𝐞 𝐭𝐡𝐞 𝐦𝐚𝐫𝐭𝐢𝐚𝐧 👽 (@nicolepp18)
Estos rellenos inyectables, que no son invasivos y que, en teoría se absorben con el tiempo, funcionan para rellenar arrugas, dar volumen a los labios o incluso para darle simetría a la cara. Aunque son una herramienta que, en pocas palabras, hace magia al mostrar resultados de manera inmediata, es importante recalcar que tiene que practicarse con un especialista que esté certificado para realizar este tipo de procedimientos.
Nicole Peña Pretelini, de 22 años, empezó a compartir diferentes fotos que dejan a la vista que recurrió a esta herramienta estética. ¿El motivo? Podemos ver que los labios tienen mucho más volumen, los pómulos están muy marcados y la nariz se ve ciertamente más respingada, algo que se puede lograr justamente con los famosos fillers.
Pero esto no quedó solo en las fotos y en una mera suposición, pues de hecho, en abril pasado, ella misma contó que hizo este “arreglo” a su cara por inseguridades.
¿Te inyectaste los labios?”, le preguntaron. “Esto me lo preguntan muchísimo, pero… la verdad, les voy a decir la verdad, no les voy a mentir: sí me inyecté los labios, era algo que me daba muchísima inseguridad porque mi labio de arriba era muy delgadito. Así que sí lo hice. Ahorita estoy contenta, no sé si lo vaya a hacer toda la vida pero ahorita me gusta”, dijo.
“Casi nunca me pinto, o sea, estoy más de cara lavada que pintada”, contó, “entonces, sí me gusta tener extensiones de pestañas porque siento que me ayuda y ya”, añadió.
Sí, Nicole se ve guapísima, pero también más grande de lo que en verdad es.
Si estás convencida de que es la opción indicada para ti, recuerda que lo recomendado es practicarse estos procedimientos de manera paulatina para lograr un efecto más natural.
Síguenos en nuestras redes sociales:
Visita otros sitios del grupo:
comscore Entertainment
© 2022 Derechos Reservados Expansión, S.A. de C.V.

source

Continue Reading

Nacional

La tranquilidad de Peña Nieto – Milenio

Ultima Palabra

Published

on

Joaquín López-Dóriga
Jairo Calixto Albarrán
Carlos Marín
La obsesión del presidente Andrés Manuel López Obrador con los ex presidentes Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari viene de asuntos que lo afectaron a él directamente.
Más allá de ideologías y proyectos políticos confrontados, queda claro que la elección de 2006, en el caso de Calderón, y el involucramiento de Salinas en la difusión de los videos de Carlos Ahumada, Bejarano y otros de sus cercanos en 2004 han quedado para siempre en la memoria del Presidente. No es casualidad, ni tiene que ver con la justicia que Rosario Robles esté en la cárcel como lo está el abogado Collado, participante también en aquel escándalo.
Ni siquiera Vicente Fox y su malhecho desafuero le causan a López Obrador tal rabia. En su enorme desprecio y constante crítica a la era neoliberal y su corrupción, culpable en esos discursos de todos los males del país, el Presidente y su aparato de justicia, sin embargo, llevan tres años haciendo una omisión que no es cualquier omisión: el sexenio de Enrique Peña Nieto con Peña Nieto a la cabeza.
Uno de los sexenios más corruptos y neoliberales de nuestra historia reciente no pasa por el discurso del Presidente ni por las acciones de su aparato de justicia o ningún otro.
De los cercanos a Peña Nieto, insisto, solo los que ya no eran cercanos han sido nombrados o perseguidos: Robles y Lozoya, ambos peleados con Luis Videgaray para finales de aquel sexenio. Del caso Lozoya solo hay un panista, calderonista por cierto, en la cárcel y ninguno de los peñanietistas nombrados por el ex director de Pemex en su intento de criterio de oportunidad. Ah, y otro panista no calderonista, Ricardo Anaya, a quien el peñanietismo intentó destruir en 2018 con una acusación que luego resultó un invento.
En estos días han surgido nuevos datos sobre Enrique Peña Nieto y cómo le va en estos tiempos.
El diario El País reveló que su vida en España es gracias a una visa de gran inversionista —vaya usted a saber con qué dinero— y que tiene una nada mala propiedad en Madrid, aunque él vive en un suburbio.
Ahora también nos enteramos de que dos ex funcionarios peñanietistas acusados de haber “perdido” el expediente de la casa blanca lograron la decisión de un juez para frenar un proceso en su contra con una disculpa y trabajo social, pero sin que aquel expediente se recupere.
Peña Nieto sigue tranquilo. 
Carlos Puig
@puigcarlos
Derechos reservados
© Grupo Milenio 2022
Newsletters
Cupones
Contáctanos
Suscripciones
Anúnciate
Directorio
Privacidad
Aviso Legal

source

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA