Connect with us

Mundial

¿Quién va ganando la guerra en Ucrania? – La Vanguardia

Ultima Palabra

Published

on

Internacional
El mapa actual de la evolución de la invasión rusa en Ucrania (en rojo), las otras zonas atacadas (triángulo rojo) y los corredores humanitarios de evacuación de la población civil (líneas verdes). 
Alexis Rodríguez-Rata
Barcelona
No hay paz. Ni vencedor. Ni vencido. Aún. Unos creen que la guerra en Ucrania la gana Ucrania. Que Rusia está estancada. Que las numerosas bajas del Ejército ruso –Moscú admite unas 1.500, Kyiv habla de más de 15.000– lo atestiguan. Pero a la par Vladímir Putin domina una relevante porción del territorio ucraniano. Que poco a poco va a más. Que es tangible. Que se respalda en una clara diferencia entre ejércitos a favor de Moscú siempre sobre el papel.
Y así, la duda: ¿más allá de la propaganda de unos u otros quién va ganando?
Responden algunos de los más relevantes especialistas en estrategia militar y de defensa de España, Francia, Italia, Bélgica y Francia en la UE; desde Londres con una perspectiva china; desde Moscú, consultado un exmilitar soviético, no fue posible recibir la respuesta. Todos ellos citan los escenarios que, de una u otra forma, son claves en el conflicto.
“¿Rusia pierde la guerra? No la está ganando. Hay diferencia. Los rusos infravaloraron a Ucrania y sobrestimaron sus fuerzas por ejemplo en su entrada por el norte del país, que esperaban con poca resistencia. No han podido lograr sus objetivos principales, a pesar de su control de partes del territorio y por eso la campaña de terror contra la población. También por las muchas bajas entre sus filas. Aunque, ahora mismo, no tiene sentido saber quién gana sino cuánto tiempo puede aguantar esta situación. Ucrania puede ser el Vietnam de Rusia. Depende de Putin, de cómo actúe y de cómo reaccionen los rusos. Si usa armas químicas quedará como un paria; sería una catástrofe. Y en caso de las nucleares, usarlas, por su destrucción, radiación, etc., mataría también a los rusos.

”Por lo demás los países que inician las guerras las pierden. Pasó en la Primera Guerra Mundial, en la Segunda, en Vietnam, Irak… Quizá la única que no, al quedar dividida, fue Corea”.

LV_Ucrania confirma la “retirada parcial” de unidades rusas en Kyiv
Un tanque ruso destruido tras un ataque del Ejército ucraniano en una carretera de la región fronteriza con Rusia de Lugansk el pasado mes de febrero. )
“La guerra es un conjunto de batallas, ofensivas y defensivas, que persiguen imponer la voluntad propia sobre el otro, alcanzando los fines políticos que se determinaron en su inicio. Y en este sentido, Rusia es por el momento la ganadora del enfrentamiento convencional entre ejércitos, porque, sin haber alcanzado sus objetivos finales, y a pesar de severos contratiempos en el desarrollo de su planeamiento inicial, está consiguiendo sus fines en el Donbass, en la costa del mar de Azov (Mariúpol), a lo largo del cauce del Dniéper entre la costa y Dnipró, en el cerco de Mikolaiev, y en la orientación hacia Odesa, cerrando así la salida al mar Negro ucraniana. Muy lentamente completan el cerco de Kyiv y tiene ya cercada Járkiv.

”Las fuerzas armadas ucranianas han sufrido un severo desgaste independientemente de lo extraordinariamente bien que están combatiendo, su moral y resiliencia. Han sufrido la pérdida de instalaciones críticas y de materiales principales y se ha degradado notablemente su sistema de mando y control. Salvo cambio insospechado, serán aniquiladas si persisten en su actitud de defensa a ultranza. Ahí acabaría el combate convencional, luego vendría el combate irregular, que pondría en gravísimos aprietos a un ejército que pretendiera mantener el control del territorio con una población hostil y belicosa en su contra. Sería una sangría humana, una ruina económica, y un descrédito internacional y permanente.

”Ucrania va camino de ser un territorio dividido a lo largo del río Dniéper, empobrecido por la pérdida de territorios y recursos y con una supervivencia comprometida por la pérdida de energía de origen nuclear (la central de Zaporiyia proveía el 20% del total del suministro eléctrico) y de otro tipo (el proveedor de gas y petróleo era Rusia)”.

Cómo es la central nuclear de Zaporiyia, la de mayor potencia (y peligro) de Europa
Estado de una calle de Járkiv tras un ataque de Rusia contra la segunda ciudad más poblada de Ucrania, con mayoría de población rusohablante. 
“Es una pregunta compleja, pero en términos militares Rusia ciertamente no está ‘ganando’ en la medida que esperaba –y esperaba aún menos las duras sanciones económicas y el aislamiento diplomático al que ha sido sometida. Sin embargo ha conquistado partes clave del territorio ucraniano, en particular la conexión terrestre entre el Donbass y Crimea. También en términos militares Ucrania no está ‘perdiendo’, y de hecho se mantiene firme aunque esto requiere una movilización casi total del Estado y la sociedad y cuando Rusia decida que ha conquistado suficiente territorio y detenga las operaciones ofensivas, Kyiv no tendrá el poder militar para contraatacar y expulsar a los rusos.

”La conclusión más probable es que o vemos una paz negociada o la guerra terminará en punto muerto militar. El punto muerto, de hecho, significa que no hay un ‘ganador’ claro”.

La imágenes por satélite muestran la destrucción en la ciudad de Mariúpol, punto de conexión clave entre el Donbass y Crimea y para el acceso al mar de Azov. 
“Rusia no podrá ganar la guerra, porque incluso si lograra conquistar militarmente Kyiv, no podría ocuparla de forma permanente.

”Hoy se puede conquistar un territorio, pero no un pueblo. Ya es un primer fracaso para Putin no haber triunfado en una guerra relámpago que le hubiera asegurado una victoria rápida. Nos damos cuenta así de que el Ejército ruso no es una apisonadora. Putin había sobreestimado sus capacidades, y sobre todo subestimado las capacidades de resistencia de los ucranianos.

”Las intervenciones militares del siglo XXI externas dirigidas a controlar un territorio (Afganistán, Irak y en cierto modo Malí) han sido todas un fracaso. Es difícil ver cómo podría ser de otra manera para Rusia en Ucrania. Los ejércitos de liberación aparecen rápidamente como ejércitos de ocupación y suscitan una resistencia muy fuerte, y desde el principio los rusos fueron vistos como agresores por los ucranianos. Cuando la Unión Soviética intervino en Checoslovaquia en 1968, desplegó a 500.000 soldados y no hubo resistencia armada checoslovaca. Es difícil ver cómo con 150.000 o 200.000 hombres Rusia podría controlar un país de 40 millones de habitantes.

”La pregunta, por tanto, no es si Rusia debe retirarse de Ucrania, sino cuándo, aunque pueda llegar a conservar un dominio territorial en el Donbass o incluso entre Crimea y el Donbass”.

Estatua de Lenin, un vestigio de la época de la Unión Soviética, en Simferopol, Crimea. 
“En primer lugar necesitamos reflexionar sobre qué significa la ‘victoria’. Rusia puede ganar todas las batallas y alcanzar los objetivos que se propone, el reconocimiento de Crimea y de las Repúblicas Populares del Donbass y la neutralidad de Ucrania, pero perder la guerra a nivel estratégico por el impacto a largo plazo de las sanciones y la ruptura con Europa. Además, si tarde o temprano Ucrania entra en la Unión Europea, esto podría desencadenar un contagio democrático en Rusia, la verdadera pesadilla del liderazgo de Putin. 

”Al contrario Ucrania puede perder todas las batallas y tal vez incluso una parte de su territorio pero puede ganar la guerra por su proximidad a la UE y desapego definitivo del imperialismo ruso y lo que representa”.

Policías rusos marchan se movilizan ante una protesta ilegal convocada en Moscú contra la guerra en Ucrania el pasado 6 de marzo. 
“No hay ganador en la invasión rusa de Ucrania ya que hace del mundo un lugar mucho más peligroso y desencadena fuerzas que lo empobrecen y expone a los más pobres al hambre. China podría haber sido un ganador si hubiera jugado un papel proactivo para alcanzar la paz, pero su negativa a hacerlo se basa en la prioridad de Xi Jinping de ayudar a un compañero autócrata y proteger el autoritarismo. Y así, su apoyo a Putin activa las alarmas en las capitales occidentales sobre sus intenciones en el largo plazo.

”Si realmente hay que elegir un ‘ganador’ tendría que ser la OTAN, porque esta guerra ha revitalizado la alianza y le ha dado un nuevo enfoque y propósito”.

El presidente ruso Vladímir Putin se reunió con el chino Xi Jinping en Pekín el 4 de febrero. “China dista de ganar en Ucrania. Su apoyo a Putin activará las alarmas en Occidente, dice Tsang. 
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mundial

Deportistas rusos sufren consecuencias por guerra Rusia vs Ucrania – Hoy Fut

Ultima Palabra

Published

on

RUSIA.- El mundo del deporte se ha visto afectado por los conflictos entre Rusia y Ucrania, donde no solo se han cobrado vidas, también han causado un fuerte impacto en todos los ámbitos sociales.
Deportistas rusos sufren consecuencias de la guerra | Twitter
Eventos deportivos que estaban programados para llevarse a cabo en Rusia han sido cancelados o movidos a algún otro lado, tal es el caso de la Final de la Champions League, que cambió su sede a París.
Además de esto, deportistas, clubes y selecciones de Rusia han sido excluidos de eventos internacionales.
Algunos deportistas han optado por cambiar de nacionalidad para poder competir o han participado con bandera neutral. Deportistas de todo el mundo se han manifestado en contra de la guerra y consideran injustas las medidas que se han tomado en contra de los atletas rusos.
{{author}} {{#date}} – {{date-format}} {{/date}}

{{author}} {{#date}} – {{date-format}} {{/date}}

source

Continue Reading

Mundial

Mujeres de Estonia se preparan para una posible guerra vs. Rusia. | T3rcer Milenio 360 – TV Azteca

Ultima Palabra

Published

on

Al ingresar reconoces estar de acuerdo con el Aviso de Privacidad
Estonia tiene una larga historia de conflicto con Rusia, ya que estuvo bajo el control soviético durante 47 años, por lo que las mujeres de Estonia han decidido prepararse para una guerra ante un posible ataque de parte de Vladimir Putin.
Somos una nación pequeña, estamos justo al lado de Rusia y estoy segura de que intentarán invadirnos algún día. No estoy segura de qué día será, pero quiero estar lista para eso. No quiero ser como las familias en Ucrania que se estaban preparando para el siguiente día de trabajo, para días escolares, cuando básicamente en medio de la noche se desató el infierno”, expresó una mujer que está decidida a combatir a Rusia.
Hasta ahora, más de 1000 mujeres de todos los oficios se han ofrecido como voluntarias para unirse a la Organización de Defensa de la Mujer, desde que comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania el pasado 24 de febrero.
TE PUEDE INTERESAR: Misil ruso impacta un centro comercial en Ucrania.
Tienes que estar preparado y saber cómo defender tu hogar y quién mejor para defender su hogar que una mujer. Tengo 76 años y soy auditora interna”, dijo otra de las mujeres que están alistándose para una posible guerra.
Estonia ha sido uno de los países que ha apoyado a Ucrania proporcionando artillería y misiles antiblindaje, sin embargo, el país también está planeando organizarse mejor para poder adquirir lo necesario en caso de un ataque por parte de los rusos.
Las mujeres en Estonia se caracterizan por ser mujeres fuertes resistentes ante cualquier situación. Por ello, han sobrevivido a las dificultades y planean seguir haciéndolo durante mucho tiempo más.
¡No te pierdas la investigación completa y más programas de T3rcer Milenio 360 por a más + 7.2!
Periférico Sur 4121,
Col. Fuentes Del Pedregal, C.P. 14140,
Ciudad De México, México.
[email protected]
5517201313 | Conmutador

source

Continue Reading

Mundial

Rusia y Ucrania: Antecedentes históricos y políticos para un debate – Diario y Radio Universidad de Chile

Ultima Palabra

Published

on

Año XIV, 1 de julio de 2022
Columna de opinión por Svetlana Agaltsova
Jueves 30 de junio 2022 14:25 hrs.

Para hablar de la situación hay que contar con diferentes niveles de aproximaciones a la realidad.
Desde el punto de vista humanístico hay víctima y victimario, hay muchos sufrimientos, muchas muertes. Desde este punto de vista a ninguna persona normal y sana es imposible que no le duela lo que está sucediendo.
Este enfoque, sin embargo, no tiene nada que ver con un análisis objetivo. Por el contrario, nos lleva a las emociones y produce lar reacciones a veces muy extremas. A mí me gustaría hablar sobre este conflicto enfocándome más en los temas de las causas que lo provocaron y también de las consecuencias probables no solamente para Rusia o Ucrania sino para todo el mundo.
Yo quiero tocar un tema muy especial. El tema de la Inevitabilidad de esta guerra. No diría nada nuevo hablando de las guerras como del factor muy importante para el desarrollo del capitalismo. El capitalismo es un sistema extensivo y expansivo. Tiene que seguir expandiéndose. El sistema capitalista necesita una periferia. Tan pronto como cae la tasa de ganancia mundial, el capitalismo agarra un pedazo de la zona no capitalista y la convierte en su periferia, una zona de las materias primas, de mercados de ventas y de mano de obra barata. La tasa de ganancia crece. Y así hasta que venga otra crisis.
A principios de la década de 1980, tres grupos de expertos estadounidenses encargados por Reagan hicieron un pronóstico del desarrollo mundial. Los tres grupos, trabajando de una forma independiente, llegaron a conclusiones muy similares. Viene una crisis. Su primera ola cae en 1987-1988. Y la segunda en los años 1992-1993. En este periodo, según los pronósticos, en el segmento capitalista del sistema mundial, la producción caerá en un 20-25%. En el segmento socialista – en un 10-12%.
Quiero recordarles otra vez: se trata de la época de 1992-1993.  La Unión Soviética dejó de existir justamente un año antes de la segunda ola pronosticada de la crisis. De hecho, el colapso de la URSS retrasó esta crisis por mucho tiempo. La destrucción de la economía soviética creó nuevos mercados para la industria occidental. También facilitó el acceso a los ricos recursos naturales de la ex Unión Soviética. Pero al pasar 20 años, este estímulo, que le dio al mundo la oportunidad de continuar existiendo sin ningún cambio estructural especial, se agotó. Como resultado, la crisis golpea tremendamente la economía global en 2008. Desde entonces, estamos viviendo en una crisis continua. Según la opinión de algunos analistas rusos contemporáneos, con la derrota de la URSS, el capitalismo triunfó en todo el mundo. Pero, gracias a esta victoria, esta vez cubrió todo el planeta, y para él terminaron las posibilidades de un desarrollo extenso. El capitalismo se ha agotado y esta crisis es la última. Los años 2018 y 2019 nos mostraron que no solamente la economía mundial, sino toda su infraestructura se encontraban en un estado de sobrecalentamiento. La pandemia de coronavirus ha enfriado mucho la economía, pero no ha sido suficiente. Así que ahora la guerra se convierte en la única alternativa para retrasar el colapso del sistema económico mundial.
Rusia en esta guerra debería jugar el mismo rol que jugó la URSS en 1991. Así como la destrucción de la URSS aseguró durante tres décadas el desarrollo económico del Occidente, el colapso de Rusia actual debería prolongar su existencia para próximas dos-tres décadas.
Según yo veo y entiendo este conflicto, esta no es una guerra entre Rusia y Ucrania. Es una guerra del Occidente unido contra Rusia.
Pero desencadenar una guerra directa contra Rusia puede tener consecuencias graves e irreversibles. Pues Rusia tiene el botón nuclear. Más fácil destruir este país involucrándolo en algún tipo de aventura militar con un tercer país que no tenga ese botón nuclear, y con una condición de que esta aventura sea prolongada. Por lo tanto, es necesario ayudar a este tercer país abasteciéndolo de recursos y armamentos para agotar a Rusia. Estamos hablando ahora de una guerra proxy.
Y ahora volvemos al tema de Ucrania. Dada la complejidad de la historia ucraniana y de las relaciones muy complicadas entre Ucrania y el centro político de la Unión Soviética, teniendo en cuenta las características étnicas y socioculturales de su población, así como la ubicación geográfica, era imposible encontrar un mejor país para desatar un conflicto destinado a destruir a Rusia como estado.
Yo no estoy exagerando. Creo que el objetivo final de este conflicto, planeado por el Occidente, no era solo debilitar económica, política y militarmente a Rusia, sino también provocar una especie de estallido social, o un golpe de Estado, que llevaría a la caída del gobierno de Putin.
De hecho, Ucrania en este conflicto sale una víctima que juega el papel de una herramienta, nada más. O digamos, el papel de un abrelatas para abrir un tarro de conservas. Hay que darse cuenta de que a los beneficiarios del conflicto no les importan ni un pelo miles y miles de víctimas de esta tragedia.
¿Por qué creen que Ucrania nunca fue admitida en la OTAN? ¿A pesar de todas las promesas y a pesar de las solicitudes múltiples del presidente Zelenski? Es que este país como miembro de la OTAN nadie lo necesitaba. Y no por ser insuficientemente europeo. No. El Occidente necesita a Ucrania como a un país fuera de cualquier bloque militar. Desatar una guerra proxy es más seguro que una confrontación directa entre la OTAN y Rusia. Las promesas del Occidente respecto al ingreso de Ucrania en la OTAN, dadas antes de iniciarse el conflicto, fue una mentira. Una mentira que dio a Zelenski una ilusión de que Ucrania en el conflicto directo con Rusia estaría protegida 100 %.
Después del colapso de la URSS en el 1991, se proclamó la independencia de Ucrania. A partir de ese momento, comenzó una nueva etapa en la historia de este país. Sin duda alguna podemos considerar lo sucedido durante este periodo, como una serie de antecedentes del conflicto actual. Voy a mencionar lo más importante.
La discriminación de la etnia rusa en la región de Donbas se hace permanente y toma las formas horrorosas. Y no se trata solamente de la prohibición del idioma ruso o de algunos partidos políticos. Las milicias nazis entraban en los pueblitos o ciudades chicas y obligaban a la gente, a cualquiera que se encontrara, decir algo en ucraniano. Y si la gente no lo sabía hacer con un acento correcto, los mataban o los enterraban vivos. Hay muchas fosas comunes en Donbass. Hay que mencionar también los bombardeos permanentes de barrios residenciales, los hospitales y colegios. Se cuenta con unas 13 mil víctimas de este conflicto durante últimos 8 años. Entre ellos centenas de niños.
La comunidad democrática europea y mundial no le hizo caso. Permanecía con ojos cerrados, como si no hubiera pasado nada, o como si fuera algo normal.  Algunos periodistas occidentales que trabajaban en Donbass intentaban hablar de lo que estaba pasando, pero nadie quería escucharlos.
Ninguno de estos acuerdos ha sido implementado por la parte ucraniana. Los ataques del ejército ucraniano contra la población civil de Donbass siguen continuando hacia el día de hoy.
El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

source

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA