Connect with us

Carlos Loret de Mola

UN ACUERDO QUE NO AGUANTA DOS MAÑANERAS

Ultima Palabra

Published

on

Ayer se firmó en Palacio Nacional un Acuerdo que nació muerto. El presidente y todos los gobernadores firmaron un breve texto en el que se comprometen a no interferir en el proceso electoral y vigilar que los recursos públicos no se utilicen para los partidos y candidatos que compiten en los comicios del primer domingo de junio. Se llamó Acuerdo Nacional por la Democracia.

México es un país en el que siempre se han tenido que hacer acuerdos políticos con bombo y platillo… para cumplir la ley. Eso de no interferir en las elecciones y no usar recursos públicos a favor de un partido es sencillamente lo que ordena la Constitución.

Ese Acuerdo no va a aguantar dos ‘mañaneras’ sin ser violado. Primero, por el presidente de México, que no se puede contener. Él vive en modo campaña. El motor de su popularidad, el impulso de su movimiento, no se centra en las estrategias de gobierno, mucho menos en los resultados: se basa constantemente en surtir al público de frases y emociones de campaña política: los adversarios, los enemigos, los rivales, los otros. Si se prohibiera la agresión a otros partidos y gobiernos, las conferencias matutinas terminarían en quince minutos.

¿Cómo firmar un acuerdo de no entrometerse en la elección cuando está echada una estructura de Morena para intentar vacunar a millones de mexicanos? ¿Cómo, si se publican más y más videos de los funcionarios públicos de López Obrador ejecutando la vacunación como herramienta de promoción electoral?

Pero no es sólo el presidente. El Acuerdo nace muerto porque los gobernadores tampoco lo van a respetar. Todos se meten en las elecciones. La mitad porque quieren dejar sucesor, cubrirse así las espaldas. La otra mitad, porque les interesa tener mayoría en sus Congresos, donde se aprueban los presupuestos y se revisan las cuentas públicas. Son varios gobernadores que ven la elección de 2021 como un ‘matar o morir’: saben que si no ganan, su destino muy probablemente será la prisión. ¿No van a interferir?

En síntesis, lo que ayer presenciamos en Palacio Nacional fue una danza hipócrita entre políticos de distintos rangos y distintos partidos que decidieron firmar un compromiso al que no se comprometen, un Acuerdo en el que no están de acuerdo, una promesa que nació muerta. Una danza hipócrita, eso fue.

SACIAMORBOS

Es carísima la renovación de las licencias de uso de algunas de las herramientas tecnológicas de inteligencia más sofisticadas con las que contaba México para interceptar comunicaciones e idealmente, perseguir delincuentes. En un mundo en que los gobiernos confían cada vez más en la tecnología como ventaja sobre las organizaciones criminales, corre la versión de que la administración López Obrador no renovó las millonarias licencias. Al cabo que para dar abrazos no hacen falta.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carlos Loret de Mola

El corrupto es usted

Carlos Loret de Mola

Published

on

El presidente lleva varias semanas obsesionado con cuánto gano y qué tengo. Lo hace porque no puede explicar cómo su hijo se volvió millonario de la noche a la mañana sin trabajar. Pero en el camino, me calumnia, porque dice que lo que tengo es fruto de la corrupción.

Mire, presidente, sé que usted esto no lo entiende muy bien, pero se llama trabajo. Yo desde hace más de 20 años he tenido trabajos formales, a la vista de todos, espacios periodísticos que afortunadamente han contado con la preferencia de mucha gente. Los medios de comunicación para los que he trabajado están acreditados, son muy conocidos, me han depositado mis honorarios en transferencias bancarias, he pagado mis impuestos y con lo que he ahorrado, he mejorado mi modo de vida.

Yo no soy el que no puede explicar de qué ha vivido, ese es usted. Yo no soy el que pasó 13 años –entre jefe de Gobierno y presidente– sin trabajar, reportando que no tenía ingresos. Ese es usted. Yo no soy el que ha vivido de recibir sobres amarillos con dinero en efectivo. Yo no soy el que se mantiene con “aportaciones” que todos sabemos qué son: corrupción. Yo no soy el que no ha pagado impuestos. Yo no soy el que dice que no usa tarjetas de crédito ni tiene créditos. Yo no soy el que trata de engañar con el cuento de que le alcanza con 200 pesos en la cartera. Yo no soy el que tiene hijos que nunca han trabajado y de pronto se volvieron millonarios. Yo no soy el que tiene hijos que se convirtieron en coyotes del gobierno de papá. Yo no soy ese. Ese es usted.

Yo puedo entender que a usted no le guste mi trabajo periodístico, está en todo su derecho, pero un dinero mal habido –un chayote, como se dice– no me lo va a encontrar. De hecho, ya no me lo encontró y ya le dijeron que yo no soy así. Yo no soy corrupto. De ese pie yo no cojeo. Eso usted ya lo sabe porque me ha mandado investigar hasta por debajo de las piedras, y con qué se ha topado: con que mis ingresos (que tanto le molestan) provienen de los medios de comunicación para los que he trabajado en mi vida. Eso, eso es lo que dice usted mismo.

Yo no soy el que tiene hijos que se convirtieron en coyotes del gobierno de papá. Yo no soy ese. Ese es usted.

Carlos Loret de Mola

No hay videos míos recibiendo dinero en efectivo clandestinamente. Hay de dos hermanos suyos, y de su secretario particular de ahorita, y de su secretario particular de antes, y del que era su secretario de Finanzas. Yo no tengo que pedirle a un amigo empresario que simule un empleo para justificar una vida de lujos en el extranjero. Esos son usted y su hijo.

Y no voy a detenerme en contestarle otra vez que si infló los montos, que si exageró las propiedades, si me atribuye departamentos que no son míos, si un día dice que es un terreno grande, y al día siguiente dice que no tanto. Eso es lo de menos, los mexicanos ya estamos acostumbrados a sus datos falsos.

Usted ha decidido usar todo su poder para calumniarme por venganza. Y con sus mentiras, ha puesto en riesgo la seguridad de mi familia. Ha usado todo el poder del Estado para emprender una persecución contra un periodista, violar su vida privada, exhibir direcciones personales, y ponerme a mí y a mi familia a merced de los delincuentes a los que usted trata con tanto cariño.

¿Por qué lo hace? Porque no ha podido desmentir un renglón de nuestras investigaciones. ¿O no vivía su hijo José Ramón en la casa gris de Houston? ¿No tenía una alberca de 23 metros? ¿La casa no era de un alto ejecutivo de una empresa petrolera a la que le han triplicado los pagos en su sexenio? ¿No era Pío, su hermano, el del video recibiendo dinero en sobres? ¿No era Martín, su otro hermano, el del otro video, haciendo lo mismo? ¿No era su secretario Esquer el del carrusel de cash? ¿No era su prima Felipa la de los contratos en Pemex? No nos ha podido desmentir un renglón y eso lo tiene furioso, fuera de sí, con un apetito de venganza que no parece tener límites.

En el país hay un nivel de inseguridad récord, la carestía desatada, hace 20 años no había tanta inflación, el sistema de salud está colapsado y la corrupción ya lo salpica a usted y a su familia. Y en vez de gobernar, usted escala a diario los ataques contra un periodista que le está diciendo la verdad. Usted lo ha admitido públicamente: no me estaría atacando si no hubiéramos publicado los reportajes. Ese es el mensaje de un tirano.

El que está bajo sospecha es usted. El que tiene que explicar cuánto tienen sus hijos y cómo lo obtuvieron de la noche a la mañana, es usted. El que tiene que explicar cómo pasaron de clasemedieros a millonarios en un par de años, es usted. Usted es el que tiene que explicar qué negocios están haciendo, a cuántos amigos metieron a posiciones estratégicas del gobierno y qué beneficios están recibiendo de esto.

Yo he estado haciendo mi trabajo, el trabajo de cualquier periodista: revisar al poder. Y usted, usted ha estado tratando a toda costa de atacarme para que yo me doble y me calle. Pues no me voy a doblar y no me voy a callar. Usted se comporta como un autócrata que trata de silenciar a la prensa. Sepa que yo voy a seguir haciendo periodismo y voy a seguir ejerciendo la libertad de expresión al costo que sea.

Continue Reading

Carlos Loret de Mola

Carlos Loret responde a AMLO: “No tengo 8 hectáreas para que me expropie y se las dé a alguno de sus chamacos”

Ultima Palabra

Published

on

Carlos Loret de Mola le responde a AMLO sobre las acusaciones que el mandatario hizo en su conferencia mañanera de hoy 6 de abril.

Durante la conferencia mañanera de este miércoles 6 de abril de AMLO, el mandatario señaló que el periodista Carlos Loret de Mola tenía propiedades millonarias, entre estas:

  • Departamento de más de 5 millones de dólares en Miami
  • Una mansión de 8 hectáreas en Valle de Bravo, en el Estado de México
  • 13 departamentos en la Ciudad de México (CDMX)

Luego de los dichos de AMLO, el periodista Carlos Loret de Mola ya le respondió al presidente a través de un hilo de Twitter dónde aclaró que él no posee esas propiedades.

En una de sus respuestas Carlos Loret de Mola fue contundente, ya que dijo que él no posee 8 hectáreas en ningún estado de la república, por lo que lamentaba decepcionar a AMLO.

Continue Reading

Carlos Loret de Mola

EL PLAN COLOSIO 2024

A Colosio Riojas lo describen como un joven político que no tiene las excentricidades y banalidades de otros de su generación.

Carlos Loret de Mola

Published

on

Desde que apareció una encuesta que lo mostraba como el opositor mejor posicionado para la elección presidencial de 2024, se desató mucha conversación en torno a la posibilidad de que Luis Donaldo Colosio Riojas sea quien enfrente a quien López Obrador lance por Morena.

Algunos de los que alientan esta posibilidad han incluso puesto sobre la mesa un slogan de campaña: “Ahora sí, Colosio Presidente”. Es decir, posicionar a Colosio hijo como un anti-sistema, una víctima de lo más podrido de México que le quitó a su padre la Presidencia y a él le quitó a su padre; permear en el electorado una sensación de reivindicación histórica a un apellido cuyo patriarca pagó con su vida denunciar la injusticia, la pobreza y la corrupción. En síntesis, arrebatarle a AMLO las banderas que le dieron Palacio Nacional. ¿El primer mitin en el Monumento a la Revolución donde su padre pronunció aquel mítico discurso que se interpretó como el rompimiento con el entonces presidente Salinas de Gortari?

“Ahora sí, Colosio Presidente”.

Carlos Loret de mola

A Colosio Riojas lo describen como un joven político que no tiene las excentricidades y banalidades de otros de su generación, que no teme a los reflectores, que sabe el apellido que carga y se nota, y que tiene facilidad de palabra (quiso ser actor, y estudió para ello).

El apellido lo reconoce todo México (es el principal activo), él no tiene enemigos y tampoco ha estado metido en escándalos personales. En contraste, lo ubican como francamente novato (ha sido apenas diputado local y unos meses alcalde), carente de la madurez para un cargo de esa magnitud, sin equipo y muy desconfiado (se entiende, la política le ha cobrado mucho desde niño).

Como posibilidad para el 2024, Colosio hijo está en la conversación de los partidos políticos de oposición, tanto los tradicionales de la Alianza como desde luego en Movimiento Ciudadano, que sabe que actualmente es su figura, pero que también sabe que el puro apellido tiene más votos que MC y se les puede ir si no lo cuidan. Pero sobre todo, varios personajes del mundo de la política, algunos contemporáneos de su padre, y no pocos empresarios de buen nivel, están viendo con buenos ojos a Colosio y buscando arroparlo y crearle un camino para insertarlo en la baraja de la sucesión.

Y con dos narrativas que buscan seducir a la esquina de enfrente. Las relatan así:

Primero, Colosio Riojas es un joven criado en la institucionalidad que le puede dar garantías creíbles al Ejército (que con el poder político y económico que ha recibido de López Obrador, va a ser un jugador relevantísimo en la sucesión).

Y segundo, llegado el momento, si su candidatura prende y la del oficialismo se atora, ofrecer garantías a López Obrador de que no es mal legado —para su manera de leer a México— entregarle el poder a un Colosio, un apellido al que “la mafia del poder” no dejó llegar.

Hoy, Colosio hijo está en la conversación. Es una conversación a la que le falta mucho. En todos los sentidos.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2022 ULTIMA PALABRA